Aloe vera: qué es, propiedades y usos prácticos

Conocida como ‘la planta de los mil usos’ y no es para menos. El aloe vera o ‘sábila’ es una de las 250 especies de aloe conocidas en el mundo y crece sobre todo en desiertos y zonas semidesérticas. De hojas largas y carnosas, en su interior contiene un potente gel que, como veremos, se utiliza especialmente en productos cosméticos. 

Aunque su origen no está del todo claro, hoy podemos encontrar la planta (tanto cultivada como asilvestrada) en el norte de África, en Oriente Medio, en Asia, el Mediterráneo, Madeira, Cabo Verde y las Islas Canarias principalmente. 

De hojas largas y carnosas, en su interior contiene un potente gel que se utiliza especialmente en productos cosméticos.

¿Sus propiedades y beneficios? Prácticamente incontables. Veámoslos.  

¿Qué es el aloe vera?

Su nombre científico es ‘Aloe Barbandensis’ y se diferencia de los demás tipos de aloe por su alta producción de gel, un auténtico tesoro para la cosmética. 

Entre sus componentes activos se encuentran vitaminas, aminoácidos, minerales (como el calcio, el cobre, el selenio o el zinc, entre otros), ácidos grasos, enzimas y polisacáridos, todos ellos contenidos en ese gel compuesto en un 99% por agua. 

Usos externos del aloe vera

Como decíamos, el aloe vera es un ingrediente muy utilizado por sus maravillosas características. Aunque también puede utilizarse de otras formas, la más habitual es la tópica, aplicándose directamente sobre la piel o como ingrediente de muchos productos cosméticos. 

Veamos algunos de sus beneficios

  1. Es un potente cicatrizante y regenerador: gracias a la enzima lignina, penetra en la piel hasta 3 veces más que el agua, por lo que es especialmente útil para regenerar los tejidos y, por lo tanto, ayuda a cicatrizar de forma más rápida.
     
  2. Se trata de un arma muy utilizada contra el acné: con propiedades astringentes, el aloe vera es muy útil para eliminar la suciedad y la grasa acumuladas en los poros. Además, sus propiedades antibacterianas y antibióticas lo hacen especialmente recomendable para las pieles con tendencia acneica.
  3. Acelera la regeneración cutánea: por eso se utiliza como ‘calmante’ tras el afeitado, la depilación o la exposición solar continuada. Gracias a sus propiedades hidratantes, produce una agradable sensación de alivio en la piel.
  4. Es útil para tratar problemas como las estrías: gracias a sus propiedades reparadoras de los tejidos cutáneos, el aloe vera contribuye a restaurar el colágeno que se rompe, por ejemplo, cuando aparecen las estrías.
  5. Es un potente hidratante para el pelo: y gracias a sus propiedades permite rejuvenecer los folículos capilares, preveniendo problemas como la calvicie o la alopecia. Además, se utiliza como mascarilla hidratante en cabellos secos o castigados y es adecuado también para cabellos grasos, ya que ayuda a controlar el exceso de sebo. 
  1. Se utiliza en el tratamiento de herpes, ya que alivia las zonas afectadas disminuyendo el dolor y evitando las infecciones.
  2. Resulta útil también para tratar ciertos problemas bucodentales como la gingivitis o llagas, gracias a sus propiedades antisépticas. 

Otros usos del aloe vera

Además de su aplicación tópica, el aloe vera puede ser utilizado como ingrediente en infusiones, zumos o complementos alimenticios, aunque debemos tener en cuenta que está contraindicado en algunos casos, tal y como veremos más adelante. 

En este formato, el aloe vera se utiliza para tratar dolencias como el estreñimiento (gracias a su contenido en aloína, que favorece las contracciones del colon), como depurativo o como complemento para aumentar las defensas, gracias a su alto contenido en Carricina, que ayuda a reforzar el sistema inmunitario.

Es importante señalar, sin embargo, que no está indicado para menores de 12 años, embarazadas, personas con trastornos intestinales crónicos o diabéticos, y su uso deberá ser siempre prescrito por un médico. 

Aplicaciones en cosmética

Sin duda, el uso más común del aloe vera es como ingrediente en productos cosméticos de todo tipo.

Además de los after-sun, que suelen incorporarlo entre sus componentes por sus propiedades regenerativas, calmantes e hidratantes, también se utiliza en jabones y geles de baño o en productos de limpieza facial.

En Acofarma puedes encontrarlo, por ejemplo, como body gel 100% concentrado, como ingrediente de un jabón de manos, en una loción corporal o en un gel de ducha enriquecido con vitamina E. 

Como siempre, acudir a tu farmacéutico de confianza puede ayudarte a encontrar el mejor tratamiento con aloe vera para tu problema. 

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + tres =