Colágeno para el pelo: beneficios y recomendaciones

El colágeno representa un ingrediente fundamental para lucir un cabello sano y fuerte. Esta sustancia, que el cuerpo genera de forma natural, tienden a desaparecer con la edad, haciendo que el pelo se vea apagado, débil y quebradizo. Si quieres devolverle la vida a tu melena, sigue leyendo.

¿Qué es el colágeno y de dónde proviene?

El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo ya que está presente, de forma natural, en piel, uñas, músculos, dientes y cabello. Además de proporcionar hidratación, resistencia y elasticidad, su misión principal es la de unir tejidos y órganos.  

La principal fuente de colágeno es la alimentación, puesto que se obtiene al descomponer en aminoácidos las proteínas que ingerimos. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta capacidad se reduce, por lo que la producción de colágeno disminuye, provocando molestias, dolor articular, pérdida de densidad ósea, envejecimiento, etc.

El colágeno se extrae de las proteínas que ingerimos.

Beneficios del colágeno para el pelo

En el caso del cabello, éste padece los síntomas de la falta de colágeno y hace que se muestre más apagado, frágil o que, incluso, se caiga con más intensidad. El colágeno está presente en la estructura natural del cabello aportando firmeza, elasticidad, cuerpo y brillo. Además, también mejora la circulación sanguínea y ayuda a que nazca pelo sano, resistente y evita la caída. Por lo tanto, es una sustancia imprescindible para lucir una melena sana y bonita.  

Los beneficios del colágeno que no debemos olvidar:

  • Mantiene el pelo fuerte y resistente: gracias a su aporte extra de aminoácidos, el cabello recibe los nutrientes que necesita para estar sano.
  • Contrarresta la caída: el colágeno aporta nutrientes a las células de la raíz, frenando la caída del cabello.
  • Ayuda a acelerar el crecimiento: al mejorar la circulación en la zona, el pelo crece con más velocidad.  

En definitiva, la principal ventaja de asumir colágeno es que actúa regenerando el cabello en profundidad.

Cómo prevenir la pérdida de colágeno

Aunque no podemos alterar las funciones del cuerpo y hacer que este siga produciendo la misma cantidad de colágeno a lo largo de los años, existen ciertos factores que debemos tener en cuenta:

  • Prestar atención a la alimentación. Como hemos dicho al principio, el colágeno se extrae de las proteínas que ingerimos. Para mantener unos buenos niveles, debemos consumir:
    • Alimentos ricos en Vitamina C como el kiwi, la naranja, la piña o el mango.
    • Verduras como la berza, la col, la coliflor, la espinaca o la berenjena.
    • Alimentos con aminoácidos como las carnes magras, el pescado azul o la clara de huevo.
    • Frutos secos como avellanas, castañas, nueces o almendras.
    • Alimentos con azufre tales como el perejil, la cebolla, el plátano, el coco o la papaya.
  • Descansar lo suficiente. El colágeno se produce mientras dormimos, es decir, mientras el cuerpo se regenera. De este modo, la producción de esta proteína estará estrechamente ligada a la calidad de nuestro descanso.
  • Descartar problemas médicos. Es importante hacerse chequeos habituales para cuidar de la salud pero, además, debemos descartar cualquier condición que no permita absorber adecuadamente las vitaminas y los minerales de los alimentos.
  • Protegerse del sol. Cada exposición debe de ser corta y siempre con protector solar, puesto que los rayos del sol destruyen el colágeno y resecan la piel y el cabello.

Cómo brindarle un aporte extra de colágeno al cabello

Además de tener en cuenta los consejos para potenciar la producción natural de colágeno en el cuerpo, si queremos nutrir nuestro cabello existen ciertos tratamientos que podemos aplicar:

Cápsulas

En las farmacias se pueden encontrar cápsulas de colágeno que cuidan del cabello y del resto del cuerpo. La dosis recomendada para conseguir resultados se encuentra entre los 8 y los 10 gramos diarios durante, al menos, tres meses.

Ampollas para el pelo

Se aplican con el pelo húmedo sobre el cuero cabelludo haciendo movimientos circulares y suaves. Se deja actuar y luego se aclara con agua abundante. Tienen una concentración de colágeno superior a champús o mascarillas, por lo que no se recomienda su uso diario.

Champús y mascarillas

Es muy habitual encontrar en el mercado productos para el cabello que contienen esta proteína. Por lo general, el colágeno es sintético, aunque también se pueden encontrar fórmulas a base de colágeno vegetal o marino.

Tratamientos en peluquería

También se pueden hacer aplicaciones puntuales de colágeno en peluquería mediante tratamientos específicos. Estos restauran la producción de colágeno, las células se regeneran y el cabello queda fuerte y sano.

Qué es mejor para el cabello: ¿la queratina o el colágeno?

Ya hemos hablado del colágeno, así que ahora toca explicar qué es la queratina. Se trata, también, de una proteína que está involucrada en la fabricación y protección del cabello, las uñas y la capa externa de la piel. Así, mientras la queratina actúa como un escudo para nuestro cuerpo, el colágeno da consistencia y flexibilidad a los huesos, cartílagos, tendones, etc. Por lo tanto, no son lo mismo.

La principal diferencia entre el colágeno y la queratina está en sus componentes, por lo que:

  • Las fibras de colágeno se mineralizan para formar huesos, tendones y otro tipo de tejidos. La queratina no tiene esta capacidad.
  • A diferencia del colágeno, la queratina no se puede ingerir.
  • La proteína del colágeno se suele utilizar con fines médicos, mientras que la queratina suele tener un uso cosmético.

Es muy común encontrar estas sustancias en muchos tratamientos o productos para el cabello, sobre todo en el caso de la queratina, para lograr el alisado del mismo. Su combinación ofrece grandes resultados a la hora de recuperar una melena.  

Con todo, si lo que buscamos es un complemento alimenticio que “trabaje” desde dentro y que cuide de todo el cuerpo y no solo el cabello, la mejor opción es el colágeno en cápsulas. De este modo, nos aseguramos de que estamos tomando la dosis adecuada y que en unos meses veremos los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.