Colutorio bucal: qué es, tipos y cómo usarlos

¿Qué es un colutorio?

Un colutorio es un complemento más en la higiene diaria para mantener una correcta salud bucodental. Se trata de una solución acuosa y viscosa que se utiliza para el tratamiento de afecciones de la boca.

Los principales beneficios que aportan los colutorios son:

  • Fortalecen el esmalte de los dientes.
  • Desinflaman las encías.
  • Previenen el sangrado.
  • Ayudan a pacientes con sensibilidad dental.
  • Mejoran el aliento a personas con halitosis.

Una de las dudas más habituales a la hora de usar colutorios es si debemos rebajarlos con agua. En principio, a no ser que sea una pauta indicada por el odontólogo, no es necesario.

¿Cuál es la diferencia entre un enjuague bucal y un colutorio?

A menudo se utilizan los dos términos indistintamente, pero no son exactamente lo mismo. El colutorio es una solución acuosa con mayor densidad que el enjuague bucal. Al ser más espeso, los dentistas suelen aplicarlo con un pincel por encima del esmalte de los dientes y las encías.

Los colutorios se aplican de forma muy específica en un punto concreto de la boca. Por ejemplo, donde se encuentra una llaga, un flemón o donde el odontólogo sospecha que puede existir una infección. Este concentrado, además, se utiliza antes o durante la realización de una cirugía periodontal.

Los colutorios para la boca son siempre un complemento y se aplican siempre y sin excepciones después del cepillado.

Por su parte, la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) establece que “un enjuague bucal es un vehículo de transporte de un determinado producto que puede producir sensación de frescor en la boca, quitar manchas, reforzar el esmalte, controlar la placa, reducir la sensibilidad dental o eliminar las bacterias presentes en la boca responsables de las enfermedades periodontales, caries y el mal aliento”.

¿Qué tipos de colutorios existen?

Existen diferentes tipos de colutorios según su composición. Cada tipología se adapta a unas necesidades específicas y la mejor manera de diferenciarlos es consultando la etiqueta que aparece en el envase.

Lecturas recomendadas

Pasta de dientes: un aliado con múltiples propiedades

Una pasta de dientes adecuada y de calidad es, junto con el cepillo, esencial para la limpieza diaria de la boca y el ma…

Bruxismo: ¿Qué es y cómo me afecta?

Se conoce como bruxismo al hábito de rechinar o rascar los dientes de manera involuntaria y con una frecuencia y fuerza…

Cómo blanquear los dientes en casa

La sonrisa es una parte importante de nuestra imagen pública. Por eso, cuando los dientes no están tan blancos como de…

  • Colutorios con alcohol. Los colutorios con alcohol tienen potentes propiedades antisépticas y este mismo componente sirve para conservar toda la formulación. El uso de estos colutorios está desaconsejado en personas con heridas o llagas en la mucosa bucal porque puede agravar sus lesiones. Conviene consultar con nuestro odontólogo o farmacéutico de confianza antes de utilizar un colutorio con alcohol.
  • Colutorios sin alcohol. Existen colutorios sin alcohol a base de cloruro de cetilpiridino (CPC), un componente muy valorado en odontología porque elimina las bacterias que provocan la placa dental y ayuda a reducir la gingivitis. Además, algunos estudios apuntan a que el CPC de estos colutorios podría reducir la capacidad de contraer COVID-19.
  • Colutorios con flúor. Aunque estos colutorios no eliminan la placa, sí protegen el diente de los ácidos que produce la placa bacteriana. El flúor se integra en el esmalte que recubre los dientes, lo que contribuye a protegerlos contra la caries en los casos de mayor propensión.
  • Colutorios con clorhexidina. Usados con prescripción de un odontólogo, están especialmente indicados cuando existe una enfermedad periodontal o algún tipo de lesión. También ayudan a prevenir infecciones antes de una cirugía. Conviene no usarlos más de dos semanas seguidas y sin prescripción médica, pues pueden provocar tinción dental.

Colutorio Acción Total

Mejora tu cuidado bucodental diario con el colutorio de acción total que protege dientes y encías

¿Cómo debe usarse?

Los pasos para un buen uso del colutorio son los siguientes.

  1. Completa la limpieza de tu boca con el cepillo de dientes, el dentífrico y el hilo dental.
  2. Vierte el colutorio en el tapón del envase hasta más o menos la mitad.
  3. No lo mezcles con agua.
  4. Llévalo a la boca y mantenlo entre 30 y 40 segundos moviéndolo con la lengua por toda la cavidad bucal, sin tragarlo.
  5. Escupe el colutorio e intenta no beber agua u otros líquidos durante unos minutos para que no se produzca un efecto barrido y se pierdan sus propiedades.

Los colutorios para la boca son siempre un complemento y se aplican siempre y sin excepciones después del cepillado. Nunca pueden sustituir los componentes esenciales: el cepillo de dientes, el raspado de la lengua, el uso del hilo o la seda dental y el cepillo interdental.

Si deseas más información acerca de los colutorios, el consejo farmacéutico puede ser muy útil para que encuentres los mejores productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 8 =