Cerrar

Cómo abordar la gestión emocional en la infancia temprana

Una entrevista a Alberto Soler.
Psicólogo especialista en el área clínica y de la salud.

Ver entrevista

Las emociones están presentes desde que nacemos. Al principio son muy básicas, pero van evolucionando a medida que crecemos y, al mismo tiempo, se van haciendo más complejas.  

A los 18 meses, por ejemplo, los niños empiezan a sentir la necesidad de ser más independientes y a querer hacer las cosas por sí mismos. Esto, muchas veces, entra en conflicto con la opinión de sus cuidadores y surgen las rabietas.  

Alberto Soler, psicólogo especialista en el área clínica y de la salud, explica que todas las emociones son necesarias. Incluso aquellas que son menos agradables como el enfado, la rabia o la frustración. Según él, hay que evitar crear marcos emocionales en los niños con las típicas frases de “no llores” o “no estés triste”.  

El papel de los padres, desde la primera infancia, es hacer de referentes y enseñarles a sus hijos a gestionar y manejar sus emociones de una forma adecuada, por lo que es importante crear un entorno en que el menor se sienta cómodo y en el que pueda desarrollarse libremente.

Si queremos enseñar a los niños a regular sus emociones, nosotros también tenemos que estar bien regulados.

Sobre estos temas ha hablado Alberto Soler en la entrevista que verás en el siguiente vídeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.