Dermatitis en los bebés: causas y prevención

La dermatitis atópica es una afección de la piel muy común entre los niños y que afecta a entre un 20 y un 30% de ellos. 

Aunque se desconoce la causa, algunos expertos apuntan a que se trata de un defecto en la maduración de las células de la piel. Una enfermedad crónica cuyo problema principal son los picores y la descamación que provoca.

La aparición de brotes de dermatitis es muy común especialmente en los menores de 5 años y suele desaparecer conforme van creciendo. 

Te contamos cómo prevenirla y tratarla para minimizar las molestias de tu bebé.

¿En qué se diferencia la piel del bebé de la del adulto?

Aunque cumple la misma función, la piel de los bebés y la de los adultos es muy distinta por el momento en el que se encuentra. En el caso de los niños, la dermis es un 30% más fina, lo que la convierte en más propensa a ser sensible y delicada, con tendencia a tener irritaciones. 

Por otro lado, su pH está menos desarrollado, lo que se traduce en una piel menos protegida en general. Además, como consecuencia de la sobreproducción de sebo que se da en el momento del nacimiento por la actividad hormonal de la madre, a partir de los dos meses la piel pierde ácidos grasos y se hace más seca y con tendencia a la deshidratación. 

Finalmente, la exposición al sol o los cambios de temperatura son otros de los factores clave que debemos tener en cuenta en el cuidado de la piel del bebé, puesto que estos son mucho más sensibles a ellos a causa de los motivos indicados. 

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica en los bebés?

Las causas de la dermatitis atópica en los bebés no están del todo claras. Sin embargo, muchos expertos hablan de predisposición genética, aunque es importante tener en cuenta que ciertos factores alérgicos, alimenticios o ambientales pueden desencadernalo o agravarlo. 

¿Cuánto tiempo dura la dermatitis del bebé?

A la hora de tratar la dermatitis atópica en el bebé debemos estar bien atentos a los posibles cambios en su piel. 

En el caso de los pequeños y a diferencia de los adultos, donde suele manifestarse especialmente en cara y cuerpo, los brotes aparecen especialmente en la cara y en las zonas de flexión como lo son la cara interna de la muñeca, el cuero cabelludo, los codos, las rodillas o los gúteos.

Por lo que respecta a su duración, esta depende de cada caso, aunque se conoce como enfermedad ‘crónica’ porque suele presentarse por periodos largos, de más de seis meses en el caso de los niños. Durante este tiempo pueden darse distintos brotes de mayor o menor intensidad, que pueden dar lugar o no a la aparición de eccemas. 

La dermatitis atópica es una afección de la piel muy común entre los niños y que afecta a entre un 20 y un 30% de ellos. 

Prevención de la dermatitis en los bebés

Con el objetivo de evitar que aparezca, existen una serie de recomendaciones generales que podemos llevar a cabo en el cuidado de nuestro bebé. Estas son las más importantes: 

1- Evitar los baños demasiado largos

Lecturas recomendadas

Irritación de la piel en bebés

La irritación de la piel en bebés es una afección muy común. Esto se debe a que su piel tiene unas características …

Guía de cuidados básicos para el recién nacido

Como sabrás, en Acofarma tenemos la voluntad de acompañarte para que consigas tu bienestar a través de nuestros produ…

Lista de cosas necesarias para un recién nacido

Si estás leyendo este post es porque seguramente estás esperando la llegada de un bebé. ¡Enhorabuena!El embarazo es …

2- Evitar los cambios bruscos de temperatura

3- Prestar especial atención a la sudoración, ya que no es conveniente que el bebé pase mucho tiempo sudando. 

4- Priorizar las prendas de algodón y evitar al máximo los materiales sintéticos como el nylon, además de la lana, que puede provocar irritación en su delicada piel. 

5- Lavar todas las prendas de ropa antes de usarlas por primera vez y evitar los detergentes químicos en los lavados. 

6- Aplicar productos específicamente diseñados para su piel con el fin de regenerar su barrera hidrolipídica. 

7- Cortar las uñas del bebé con frecuencia para evitar el rascado excesivo. 

Así debes tratar la dermatitis del bebé

A la hora de tratar la dermatitis cuando ya se ha manifestado, lo más importante es acudir al pediatra con el objetivo de que paute el mejor tratamiento posible. 

Normalmente, los brotes de dermatitis se inician con picor y enrojecimiento en la zona, y es ahí cuando debemos acudir al especialista. 

Gel-champú infantil

Las pieles más delicadas necesitan los geles de baño más suaves y protectores. La piel del bebé puede irritarse fácilmente con jabones que no respeten el pH natural, o con ingredientes que puedan causar alergias o irritaciones.

Además de seguir los consejos anteriores, es importante evitar los baños diarios ya que el agua reseca la piel. Será suficiente con realizar la higiene cada día y una ducha templada cuando exista un exceso de sudoración, con un máximo de tres veces por semana para el baño. Después de lavarle con un jabón adecuado a su tipo de piel, deberemos secarle la piel con pequeños toques, evitando frotar, y aplicando después una buena crema hidratante calmante. 

Es probable que, dependiendo de la gravedad del brote, nuestro pediatra recomiende algún tratamiento calmante. En la mayoría de casos se trata de corticoides para desinflamar la zona, antihistmínicos por vía oral, antibióticos en el caso de que se produzca infección en las heridas por el rascado o inhibidores tópicos de la calcineurina en los casos más extremos. 

Como siempre, recuerda que el tratamiento médico es primordial para asegurar que tu bebé sufre las menos consecuencias posibles por el brote de dermatitis. 

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + cuatro =