¿Cómo y con qué desmaquillarse la cara correctamente?

¿Por qué es importante desmaquillarse antes de dormir?

La piel está compuesta por una infinidad de poros que tienen dos grandes funciones: regular la sudoración y segregar sebo, una grasa que lubrica el pelo y la dermis, y sirve para remover células muertas y mantiene el cutis hidratado y protegido.

Si no se retira el maquillaje durante la noche, estos orificios permanecen tapados durante mucho tiempo y poco a poco se forman pequeñas alteraciones, como granitos y puntos negros.

Otra de las consecuencias de no desmaquillarse correctamente antes de acostarse es que la piel no se nutre como debería. El maquillaje es una capa de compuestos que, si se lleva muchas horas, no permite la correcta oxigenación de la dermis.

Es muy importante tanto para maquillarse como para desmaquillarse tener las manos limpias para trabajar con ellas.

Además, al no retirar este cosmético y realizar una limpieza, se estimula el proceso de envejecimiento de la piel, que gradualmente pierde elasticidad e hidratación y se favorecen irritaciones y manchas que pueden agravarse en el caso de las pieles sensibles.

¿Qué producto debo escoger para desmaquillarme?

A la hora de elegir un producto para realizar la rutina desmaquillante es importante que se adapte a la tipología cutánea de cada persona.

En el caso de pieles grasas, los especialistas en dermocosmética recomiendan el uso de geles y espumas limpiadoras. En cambio, al referirse a pieles secas o muy secas, apuestan por una leche y un aceite limpiadores. Finalmente, si la piel es sensible, conviene evitar el uso de depuradores que contengan ingredientes irritantes.

En este proceso de lavado del rostro, se pueden utilizar uno o más productos, en función de las necesidades de cada piel:

Lecturas recomendadas

Ventajas de las ampollas flash para el cuidado facial

El estrés y cansancio del día a día dejan huella en la piel. A ello se suman la edad y el no descansar o no dormir la…

Rutina facial de día y de noche

La piel es el órgano más expuesto a todo tipo de agresiones externas, como la luz del sol, la contaminación, la sucie…

¡Cuídate por dentro y por fuera! Vuelve a la rutina y luce tu mejor cara

Ya lo decía el político, filósofo, escritor y orador romano Cicerón: «la cara es el espejo del alma». Y es que, en…

  • Una persona que se maquilla ocasionalmente puede usar una leche limpiadora seguida de agua micelar.
  • Si se maquilla habitualmente, puede seguir la rutina anterior añadiendo un aceite limpiador.

Discos desmaquillantes

Los Discos Desmaquillantes Esylma son la forma más limpia, sencilla y segura para quitarte el maquillaje y darle a tu piel todo el aire que necesita para pasar la noche.

Pasos para desmaquillarse correctamente

  • Lavarse las manos con agua y jabón. Es muy importante tanto para maquillarse como para desmaquillarse tener las manos limpias para trabajar con ellas.
  • Los labios. Después de asearse las manos, el primer paso es desmaquillarse los labios. Usar un poco de algodón puro de uso doméstico y realizar varias pasadas con suavidad por encima del labial para retirarlo es la técnica preferida de quienes se desmaquillan asiduamente.
  • Los ojos. Se empieza por quitar la primera capa de la máscara de pestañas manteniendo unos segundos el algodón desmaquillante sobre ellas. Es importante no apretar este disco sobre la superficie, sino dejarlo caer, suavemente, y retirarlo hacia abajo. Si se realiza con brusquedad, existe el riesgo de arrancar alguna pestaña o provocar una irritación.
  • La cara. Muchas personas utilizan aceites desmaquillantes para el cutis del rostro. En este caso es importante que, antes de aplicarlo, las manos estén bien secas. El producto desmaquillante para la cara debe aplicarse realizando movimientos circulares y masajeando bien la tez.

Una vez se ha realizado esta primera pasada, conviene aclarar bien el rostro, solamente con agua tibia.

Tras la limpieza, es el momento de recuperar la belleza natural con agua micelar o bien con un tónico que se adecúe a la tipología de piel.

Aplicar el agua micelar o el tónico es muy sencillo: basta con realizar un masaje que lo esparza por toda la piel, incluidos los rincones más complicados, como los párpados o el pliegue junto a las aletas de la nariz.

Tras el tónico, el penúltimo paso de la rutina de desmaquillarse incluye usar un humectante, que debe aplicarse siempre con una toallita limpia. Finalmente, todo el proceso puede terminar con el uso de una crema que hidrate la piel justo antes de irse a dormir.

Retirar la base, el colorete, las sombras, el rímel, el lápiz de ojos y el pintalabios es una rutina que debe realizarse a diario. Tu farmacéutico de referencia puede ayudarte a tomar las mejores decisiones a la hora de escoger los productos desmaquillantes que más le convienen a tu piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + diecisiete =