Desodorante en roll-on o en spray. ¿Cuál es mejor para la piel?

Ya sea por estrés, calor o porque realizamos alguna actividad física, es normal sudar en algún momento del día. El desodorante, además de evitar el mal olor que el cuerpo puede generar en estas situaciones, también tiene la importante función de cuidar de la piel de las axilas. Esta suele ser muy delicada, por lo que es nuestra responsabilidad prestar atención al tipo de productos aplicamos en esta zona.
 
A continuación, explicamos qué desodorante elegir el cuidado de la piel y obtener los resultados esperados.

¿Qué provoca el mal olor al sudar?

El sudor es un líquido compuesto por agua, sales minerales y toxinas que producen las glándulas sudoríparas. Su función es regular la temperatura corporal de forma natural y eliminar sustancias nocivas.
A pesar de lo que se suele pensar, el sudor es inodoro. Las responsables del mal olor son las microbacterias que recubren nuestra piel y que se descomponen cuando entran en contacto con el sudor. 

A pesar de lo que se suele pensar, el sudor es inodoro.

La mejor forma de evitar que esto ocurra es, por un lado, mantener una correcta higiene corporal con duchas diarias de agua y jabón para eliminar las bacterias acumuladas; por otro lado, hacer uso de desodorantes o antitranspirantes.

¿Qué tipo de desodorantes existen?

En el mercado disponemos de muchas opciones para combatir el mal olor corporal. La primera decisión a tomar es si optamos por un desodorante o un antitranspirante.
 
Los desodorantes tienen la misión de neutralizar los olores y, para ello, suelen tener un perfume bastante fuerte. Disimulan el olor pero, obviamente, no lo previenen.

Los desodorantes disimulan el olor pero no lo previenen.

En cambio, los antitranspirantes bloquean el sudor y, por tanto, el olor. Además, el efecto puede llegar a durar varios días. Sin embargo, como aspecto negativo, hay que tener cuidado al utilizarlos porque pueden causar irritación.

Uso del desodorante en roll-on: ventajas e inconvenientes

Si queremos cuidar de nuestra piel y emplear un desodorante existen diferentes formatos que, normalmente, se diferencian por su sistema de aplicación. Uno de ellos es el roll-on, que se utiliza arrastrando una esfera sobre la axila que tiene la mitad dentro del envase y la otra mitad fuera.
 
Es un formato muy agradable al tacto, que deja una sensación de humedad. Esto hace que resulte muy respetuoso con la piel y la mantenga hidratada.

En cuanto a sus ventajas, podemos destacar las siguientes:

Lecturas recomendadas

Los puntos negros en la nariz: el acné más leve

¿Sabías que el acné afecta a casi todos los adolescentes en algún momento, y también al 30% de las mujeres adultas …

Xerosis: qué es, causas y soluciones

Puede que no hayas oído hablar de ello, pero lo cierto es que se trata de un problema muy común entre la población es…

Alergia al frío: síntomas y soluciones

Con la llegada de las temperaturas más frías, muchas personas sufren una serie de problemas que, a pesar de no ser gra…

  • No produce manchas, ya que el líquido suele ser transparente.
  • El tamaño es compacto, por lo que se puede llevar a todas partes.
  • Es suave y suele ser apto para pieles sensibles.

 En cuanto a sus desventajas, encontramos:

  • Deja una sensación de humedad que tarda en absorberse y puede resultar incómoda.
  • Puede dejar algunos residuos secos en la ropa o sobre la piel.

Uso del desodorante en spray: ventajas e inconvenientes 

Los desodorantes en spray o aerosoles son económicos y fáciles de aplicar. Se caracterizan porque producen una sensación de frescor tras su aplicación y se secan muy rápidamente. Además, como suelen incorporar cierto aroma, actúan casi como un perfume.
 
Entre sus ventajas destacan:

  • Su facilidad de uso.
  • Se seca rápidamente, por lo que no hay que esperar más que unos segundos para vestirse.
  • Es posible aplicarlo varias veces y rociarlo por dentro de la ropa.

En cambio, sus desventajas son:

  • El envase suele ser grande.
  • Puede irritar la piel, sobre todo después de la depilación o del afeitado porque contiene mucho alcohol.

¿Qué desodorante elegir?

Elegir entre un desodorante en formato roll-on o en spray depende, en gran medida, de las necesidades del tipo de piel de cada persona. Por ejemplo, si es muy sensible será mejor evitar el formato en spray ya que, como hemos dicho, entre sus ingredientes se encuentra el alcohol.

Del mismo modo, si solemos sudar bastante tampoco es recomendable utilizar antitranspirantes porque crean una capa que no deja que la piel respire. Por lo tanto, la opción más segura será el desodorante en roll-on. Esta opción cuida de la piel, deja que respire, aporta un aroma agradable y bloquea el mal olor.

Sin embargo, lo mejor es que cada persona pruebe las diferentes opciones y elija la que mejor se adapte a sus necesidades.

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *