Soluciones a los granos y sarpullidos (maskné) por llevar mascarilla

Para ir a la compra, para pasear, para desplazarte… La mascarilla ha pasado a ser un complemento indispensable en nuestras vidas. En plena crisis por la COVID-19, las ciudadanas y ciudadanos hemos tenido que acostumbrarnos a añadir esta protección a nuestros imprescindibles del día a día. 

Como consecuencia de ello, muchas personas comienzan a sufrir ciertos problemas de piel que previamente no existían, provocados por la combinación de la mascarilla y el calor. 

¿Qué problemas de piel están asociados al uso de mascarillas?

China es uno de los países que más tiempo lleva expuesto al uso de mascarillas. Según un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology, que analizó los efectos dermatológicos en los trabajadores de primera línea en la lucha contra el coronavirus de la ciudad de Hubei, el 97% de ellos sufrió algún tipo de problema provocado por su uso

¿Qué tipo de dolencias? La más común, en un 70%, fue la piel seca, seguida de otros problemas secundarios como la descamación, el eritema o los granitos

En España, los problemas más comunes tienen que ver con la dermatitis y el acné. Para los dermatólogos, la situación general de estrés a la que nos vemos sometidos aumenta la posibilidades de sufrir rosáceas, lo que se suma a los problemas de acné o de dermatitis irritativa que provoca la combinación del sudor con el roce de la mascarilla. Al no permitir que la piel transpire como debería, se generan problemas de acné inflamatorio en la zona que rodea a la boca.

Veamos ahora cómo prevenirlos y qué hacer para solucionar el problema. 

Así se previene el ‘maskné’

Bautizado por la red como ‘maskné’, el acné provocado por las mascarillas puede prevenirse con la atención y los productos adecuados. Estos son los consejos que debemos seguir para evitarlo.

  1. La limpieza es fundamental: utilizar un producto limpiador facial suave es indispensable, ahora más que nunca, si queremos evitar que la sudoración y la falta de transpiración creen los temidos granitos. Los expertos recomiendan usarlo día y noche, incidiendo en la zona cubierta por la mascarilla. 
  1. No debemos olvidarnos de la hidratación, y es que al hidratar la piel la hacemos más elástica y fuerte y, por lo tanto, menos propensa a estos problemas. Es importante, sin embargo, aplicar la crema hidratante al menos 30 minutos antes de cubrirnos con la mascarilla.
  2. Utiliza un tónico calmante: aplicarlo con un disco de algodón en la zona que queda cubierta puede ayudarnos a evitar la aparición de granitos y siempre será recomendable utilizar un producto antibacteriano.
  1. Productos protectores: antes de ponernos la mascarilla, utilizar un producto que proteja la zona como una vaselina o un stick anti-rozaduras nos ayudará a evitar los problemas provocados por la fricción o el roce.
  2. Cuidado al colocar la mascarilla: para que su acción sea efectiva debemos asegurarnos de que quede bien fija a la nariz y los pómulos, pero para evitar los problemas de piel deberemos evitar que la zona de alrededor de la boca quede pegada al tejido.

Además de estos consejos generales, los dermatólogos recomiendan reducir el uso de maquillaje en la zona y que las personas con piel grasa y tendencia al acné extremen aún más sus cuidados, exfoliando la piel al menos una vez a la semana para eliminar las impurezas y utilizando productos con ácido salicílico.

Lecturas recomendadas

Cómo saber qué tipo de piel tengo y cómo cuidarla

La piel juega un papel destacado no sólo en nuestro aspecto sino también en nuestra salud: nos protege de los agentes …

El aceite de argán: un ingrediente milenario lleno de beneficios para tu piel

Algunos lo conocen como el ‘oro de la cosmética’ y otros se refieren a él como ‘oro del desierto’. Sea como fu…

Consejos para cuidar la piel atópica

Si la piel pica a menudo sin motivo aparente sin poder parar de rascarse, si el bebé tiene la piel seca o sufre descama…

¿Cómo tratar los problemas de piel provocados por la mascarilla?

Si por el contrario no queremos prevenir el problema sino tratarlo, es importante acudir a un dermatólogo para que nos recomiende los productos y cuidados específicos. En cualquier caso, lo primordial será identificar el problema para ponerle solución cuanto antes. 

En el caso de la rosácea, lo recomendable es utilizar cremas hidratantes específicamente formuladas para pieles atópicas o sensibles, además de limpiadores faciales que no contengan perfumes.

La mascarilla es ya un complemento indispensable en nuestras vidas.

Para el acné, es importante seguir los mismos consejos de prevención, optando por texturas más bien fluidas y evitando los productos demasiado astringentes. A la hora de paliar los efectos del sudor en la piel, deberemos evitar secarlo con toallitas o frotando con una toalla y por el contrario usar un pañuelo de algodón para retirar el sudor a toquecitos.

Belleza con mascarilla: estos son tus aliados

Hemos visto que productos como los limpiadores y cremas hidratantes son absolutamente fundamentalesen en estos momentos, pero ahí no acaban los cuidados. 

Para lucir nuestra mejor cara (aún con mascarilla) es indispensable no olvidarnos de las zonas que requieren cuidados especiales, como son los labios o el contorno de ojos, que además se convierte ahora en la única zona visible. 

¿Cómo conseguirlo? No olvides hacerte con un buen bálsamo de labios, hidratante y reparador,  un buen contorno de ojos adaptado a tu tipo de piel y, por supuesto, un  protector solar seguro, que continúa siendo indispensable incluso en época no veraniega. Recuerda que el consejo farmacéutico puede ser de gran ayuda en estos momentos. Consulta aquí tu farmacia más cercana.  

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 15 =