Labios cortados y agrietados

Los labios son una de las zonas más expuestas del cuerpo y con más tendencia a dañarse porque no disponen de la melanina, un pigmento con capacidad para proteger la piel de efectos adversos externos. Por ende, para evitar grietas, descamaciones o heridas es fundamental cuidar adecuadamente nuestros labios.  

Por qué se agrietan y cortan los labios

El rostro está continuamente expuesto a la agresión de agentes externos como el sol, el viento o el frío. Sin embargo, existe una importante diferencia entre la piel de la cara y la de los labios. Estos últimos disponen de una cantidad mínima de glándulas sebáceas y melanina que protegen la piel, por lo que su ausencia es la principal causa de los labios secos o cortados.  

Labios secos: causas

Además de entender la naturaleza propia de la piel de los labios, hay que saber cuáles son los factores externos que contribuyen a generar sequedad en esa zona del rostro. Entre ellos encontramos:  

  • Factores climáticos como el frío o el calor.
  • Cambios de temperatura.
  • Calefacción o aire acondicionado.
  • Tabaco.
  • Estrés.
  • Falta de vitaminas.
  • Tratamientos farmacológicos.
  • Humedecer mucho los labios.  

¿Cómo evitar la sequedad?

Sabiendo todo esto, ¿qué podemos hacer para evitar la sequedad en los labios? Lo más importante es seguir unas buenas rutinas de hidratación y nutrición.  

  • Aplicar un buen bálsamo labial diariamente.
  • Beber líquidos suficientes.
  • Tomar una dieta rica en frutas y verduras.
  • Evitar los climas secos o los ambientes con aire acondicionado o calefacción.
  • Evitar tocar o mordernos los labios.  

Cómo hidratar bien los labios

Para lograr una buena hidratación labial disponemos de numerosos productos en el mercado. Sin embargo, existen remedios caseros que funcionan muy bien y son totalmente naturales. Aquí enumeramos algunos de los más efectivos:  

1. Aceite de oliva  

Con un simple algodón empapado en aceite de oliva podemos devolverle la luz a nuestra sonrisa. Solo tenemos que humedecernos los labios con el producto y frotar con suavidad todas las noches antes de ir a dormir. No hay que enjuagarse ni beber después de la aplicación. En tan solo tres días empezarán a hacerse visibles los resultados.

Con un simple algodón empapado en aceite de oliva podemos devolverle la luz a nuestra sonrisa. En tan solo tres días empezarán a hacerse visibles los resultados.

2. Miel

Las propiedades antisépticas e hidratantes de la piel hacen que sea un remedio excelente para tratar los labios agrietados. Solo hay que aplicar un poco sobre la zona y dejar que haga efecto durante 15 minutos.  

3. Azúcar

Cuando tenemos los labios bien debemos, de vez en cuando, exfoliarlos con azúcar para eliminar las pieles muertas. Para ello, hay que colocar unos cuantos granos sobre los labios y hacer movimientos circulares.  

4. Leche

La leche actúa como bálsamo en labios agrietados ya que reduce el enrojecimiento y la inflamación. Lo mejor es aplicar leche recién sacada de la nevera sobre la zona afectada y dejarlo actual. Sentirás un alivio al instante.  

5. Aloe vera

El aloe vera es uno de los productos más generosos con la piel: hidrata, favorece la cicatrización, reduce la inflamación, etc. Puedes extraer su gel directamente de la planta cortando una hoja y aplicando una buena cantidad sobre los labios.  

6. Patata

La patata contiene una gran cantidad de agua y contribuye a la cicatrización de heridas. Así que si tienes heridas en los labios, corta unas rodajas y aplícalas sobre la zona.  

¿Cómo curar labios secos y agrietados? 

Una vez que el daño ya está hecho y tenemos los labios secos y con heridas, tenemos que saber cómo curarlos correctamente. Aunque esto no representa un problema para la salud, los labios cortados resultan molestos y dolorosos. Para repararlo debemos seguir estos pasos:  

  • Mantener limpia la zona para evitar una infección.
  • Si el corte sangra hay que detener la hemorragia haciendo presión con una gasa.
  • Con la herida limpia, hay que aplicar un bálsamo reparador y cicatrizante con la ayuda de una gasa.
  • Evita comer y beber durante un tiempo tras aplicar la crema.
  • Aplicar el producto cada 4 o 6 horas, según indique el prospecto.
  • No tocar la herida ni con la lengua ni con los dedos ya que aumenta el riesgo de infección.
  • No arrancar la costra que aparezca en la grieta puesto que retrasa la curación y puede quedar cicatriz.
  • No aplicar maquillaje hasta que la herida esté curada.
  • Evita el contacto con la pasta de dientes al cepillarlos.  

Cómo evitar los labios quemados por el sol

Por último, hay que recordar que los labios también necesitan protegerse de los rayos del sol. Dentro del ritual previo a cualquier exposición, hay que incluir un producto de protección solar para labios.   

Los labios también necesitan protegerse de los rayos del sol.

Esta piel es tan fina que puede experimentar daños prolongados si no se protege adecuadamente. Por ejemplo, el colágeno natural puede verse alterado y hacer que aparezcan arrugas o finas líneas alrededor de la boca. Además, el sol también es uno de los desencadenantes más frecuentes de herpes labial.  

En el caso de quemaduras de los labios, hay que actuar de la siguiente manera:  

  • Aliviar el dolor aplicando aloe vera, compresas frías o manzanilla fría sobre un algodón. Cualquiera de estos tres remedios te ayudará a reducir la sensación de quemazón.
  • Aplicar un bálsamo labial durante el día y, sobre todo, antes de dormir. En esta última aplicación hay que ser especialmente generosos, pues el producto actuará como una mascarilla y ayudará a regenerar la zona mientras descansamos.
  • Ser constante ya que, dependiendo de la intensidad de la quemadura, los labios tardarán entre 7 y 14 días en recuperar su apariencia habitual. Y, sobre todo, para que no vuelva a pasar hay que proteger los labios de los rayos del sol y cuidar de ellos durante el resto del año para mantenerlos bonitos e hidratados. 

Y, sobre todo, para que no vuelva a pasar hay que proteger los labios de los rayos del sol y cuidar de ellos durante el resto del año para mantenerlos bonitos e hidratados. 

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.