Consejos y trucos para realizar la manicura perfecta en casa

A menudo, la vorágine del día a día hace que nuestras manos no luzcan el aspecto que nos gustaría. La compra, el trabajo, los peques… Son obligaciones que nos quitan mucho tiempo y que hacen que algunos asuntos pasen a un segundo plano. 

Lucir unas manos arregladas no es incompatible con todo ello: no es necesario acudir a un salón de belleza para tener una manicura perfecta. Ahora puedes hacerla en casa. 

En este post encontrarás todos los trucos que necesitas saber para realizarla paso a paso de forma sencilla, rápida y con un resultado impecable.

¿Qué necesito para hacer una manicura en casa?

Uno de los básicos a la hora de hacer una manicura es hacerse con todo lo necesario para conseguir un aspecto lo más profesional posible. Aquí va una lista de imprescindibles que hemos recopilado para hacerte la tarea más fácil. ¡Toma nota!

  1. Un buen cortauñas: invertir en uno de calidad es la base de una buena manicura. ¿Cómo escogerlo? Debe disponer de un agarre cómodo y estar fabricado en acero inoxidable. Además, contando con uno de calidad te asegurarás de que el corte sea limpio y en el ángulo correcto.
  2. Alicate para cutículas: específicamente diseñado para cortar las cutículas una vez retiradas, te recomendamos que te fijes en que su agarre sea suave y su cabezal preciso para que su uso sea completamente seguro.
  3. Cortacutículas: otro de los básicos para una manicura perfecta es el cortacutículas, que te permite arrancar la línea blanca de piel muerta. Este es uno de los pasos primordiales, ya que, de crecer en exceso, tiende a provocar heridas alrededor de las uñas.  Es importante que sea de alta calidad y resistente si no quieres estar invirtiendo en ello constantemente.
  4. Quitaesmaltes: si hay algo en lo que vale la pena gastarse algo más de dinero es el quitaesmaltes. Huyendo de la acetona y buscando fórmulas más suaves pero igualmente eficaces ahorrarás tiempo y, sobre todo, cuidarás de tus uñas como merecen.
  5. Tijera: no vale cualquiera. Debe haber sido fabricada para ser usada en las manos, ya que así te ayudará a eliminar las imperfecciones que no puedas retirar con el cortauñas.
  6. Tratamiento para tratar las cutículas antes de eliminarlas: con el objetivo de retirarlas con mayor facilidad y mayor precisión, los tratamientos quitacutículas, formulados para ablandarlas, son la solución que te permitirá conseguir un resultado profesional en casa.
  7. Tratamiento endurecedor: contar con un tratamiento endurecedor no tan sólo protegerá tus uñas de la acción de los esmaltes, sino que te asegurará que la manicura se mantenga en buen estado durante más tiempo.
  8. Crema de manos: una buena crema hidratante de manos es un paso imprescindible para hacer que tu piel en esta zona luzca el aspecto que quieres y servirá para proteger tu manicura.

No es necesario acudir a un salón de belleza para tener una manicura perfecta: ahora puedes hacerla en casa.

Guía paso a paso para realizar una manicura en casa

¿Tienes todo lo necesario para comenzar con la manicura? Solo tienes que relajarte, poner un poco de música y disfrutar de un momento para ti. Los consejos y el paso a paso los ponemos nosotros. Apunta: esto es todo lo que tienes que hacer para conseguir una manicura perfecta sin salir de casa.

  1. Retira el esmalte: lo primero es asegurarte de eliminar los restos de esmalte con un algodón y un buen quitaesmaltes. Como decíamos, es importante escoger uno de calidad y sin acetona, que además de cumplir con su objetivo de forma más eficaz evitará que tus uñas amarilleen. ¿El truco de los profesionales? Retirarlo sin arrastrarlo, realizando toques sobre la uña y con trocitos de algodón, que son preferibles a los clásicos discos desmaquillantes.
  2. Manos a remojo: con la ayuda de un pequeño barreño, sumerge tus manos en agua tibia. Esto ayudará a que el proceso de quitar tus cutículas sea mucho más rápido. Además, una buena idea es añadir unas gotas de aceite de oliva al agua para que, además de ablandar las cutículas, recibas un extra de hidratación en la zona.
  3. Elimina las cutículas: para quitar la piel muerta que se acumula alrededor de la uña, un quitacutículas te servirá para arrastrarla, siempre con suavidad y en la misma dirección, desde la parte superior de la uña hasta el final de la base. Una vez arrastradas, el alicate para cutículas te ayudará a eliminarlas del todo.
  4. Hidratación: con el objetivo de proteger y ‘calmar’ la zona que acabas de trabajar, es importante hidratar tus manos con un buen producto formulado para esta zona, incidiendo sobre las cutículas y realizando movimientos circulares por toda la mano.
  5. Aplica un tratamiento endurecedor: servirá como base de tu manicura y,además, garantizará que las uñas no sufran las consecuencias de la aplicación del esmalte.
  6. Esmalte: ¡llega el momento de poner un poco de color! Del meñique hacia el pulgar, realiza los trazos con seguridad y habiendo escurrido antes el exceso de producto del pincel. ¿El truco de los profesionales? Ponsiempre dos capas: esto asegurará que la manicura se mantenga intacta durante mucho más tiempo.
  7. Aplica el ‘top coat’. Este gel, además de dar brillo y un toque más profesional a tu manicura, te servirá para hacer que aguante mucho más tiempo intacta. 

Después de seguir estos pasos, llega el momento de relajarte. Es muy importante que tengas paciencia a la hora de secarlas y esperes un mínimo de 10 minutos sin moverte para asegurar el resultado que esperas. Un buen momento para ponerte al día de esa serie pendiente, coger aquel libro olvidado o, simplemente, disfrutar de un momento para ti en el sofá. ¡Te lo mereces!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − dos =