¿Qué pasa si nuestro hijo tiene piojos durante mucho tiempo?

Los piojos de la cabeza son insectos ovíparos que se alimentan de sangre. Viven exclusivamente en el cabello humano, miden entre 2 y 3 milímetros (mm) y pueden verse a simple vista.

Estos parásitos se contagian únicamente por contacto. Las liendres son incapaces de volar o saltar, pero se mueven a gran velocidad de cabeza a cabeza o a través de objetos.

Diagnosticar los piojos es muy sencillo: basta con observar cómo el niño se rasca la cabeza. La saliva que genera el piojo al adentrarse en el cuero cabelludo para alimentarse genera unos picores intensos que resultan muy molestos. La lesión ocasionada suele ser rojiza y cuanto mayor es el picor, mayor es el grado de infestación.

¿En qué época del año hay más piojos?

Los padres creen que los piojos solamente abundan en otoño o cuando los niños van a la escuela. Lo cierto es que pueden pasearse tranquilamente por la cabeza de los más pequeños todos los días del año.

Aunque no se puede restringir la época de pediculosis a unos meses específicos, sí es verdad que existen momentos en los que los piojos están más activos, como en verano. Las condiciones que facilitan la proliferación de las liendres durante los meses estivales son:

  • El aumento de las temperaturas. A los piojos les encanta el calor. Los huevos (liendres) deben incubarse a una temperatura constante para que crezcan y las hembras de los piojos las adhieren a menos de un milímetro del cuero cabelludo, para que sea el propio calor humano el que les proporcione el mejor ambiente posible.
  • La presencia de humedad constante. Estos bichitos se propagan con rapidez cuando las condiciones rondan el 70 o el 80% de humedad. El caldo de cultivo para que esto ocurra en verano radica en un aumento del contacto social entre los niños y cabezas húmedas en piscinas y playas, que al cubrirse con gorros o sombreros retrasan el secado del cuero cabelludo.

Loción Spray Pediculicida

Con su formato de spray, aplicarlo es más fácil que nunca, y con ayuda de la liendrera incluida acabarás con la pediculosis de tus hijos con la efectividad que echaste de menos en tu infancia.

Es hora de decirle adiós a los piojos de un modo seguro y realmente eficaz.

¿Cuánto tiempo puede vivir un piojo en la cabeza?

A los pocos minutos de haber nacido, un piojo necesita beber sangre. Así será hasta que sean erradicados del pelo de los niños.

Lecturas recomendadas

El primer día de colegio: guía práctica para padres

Pronto empezará el curso escolar. Si bien es cierto que hay niños con ganas de que llegue el primer día de colegio, t…

¿Por qué empeoran en verano algunas afecciones de la piel en los niños?

En la primera parte de esta serie dedicada a las enfermedades de la piel de los niños y a cómo repercute en su desarro…

Cómo proteger la piel de los niños del sol

Se acerca el verano y, con éste, las vacaciones, las actividades al aire libre, la piscina, la playa y muchas horas de …

La lucha contra los piojos en menores puede ser ardua. Si pasados unos días siguen presentes es posible que:

  • Todavía queden algunas liendres diseminadas por el cuello cabelludo a pesar de haber aplicado un tratamiento.
  • El niño se siga exponiendo a otros niños o adultos que tienen piojos.
  • El tratamiento aplicado no sea eficaz.

Los piojos en la cabeza pueden vivir tantos días como se les permita. Si el niño sigue teniendo piojos dos semanas después de haber iniciado el tratamiento, conviene consultar con el médico.

A los pocos minutos de haber nacido, un piojo necesita beber sangre.

¿Qué pasa si nuestro hijo tiene piojos durante mucho tiempo?

Si después de quince días el niño sigue rascándose, es posible que se deba a alguna de las siguientes situaciones:

  • Caspa. Los piojos y la caspa en ocasiones pueden confundirse. Conviene analizar el cabello en profundidad para comprobar si realmente se trata de una infestación por liendres.
  • Artículos compartidos entre personas que interactúan a menudo. Aunque los piojos solamente pueden vivir uno o dos días fuera del cuero cabelludo, es tiempo más que suficiente para que se produzca una transmisión de una cabeza a otra. Ropa, auriculares, cepillos, peines, accesorios para el cabello, toallas, mantas y almohadas pueden estar infestados al haber sido utilizados por alguna persona contagiada de pediculosis.
  • Otros insectos que proliferan en el cabello. Como en el caso de la caspa, esos parásitos podrían confundirse con otros para los que los pediculicidas son inofensivos.
  • Una infección. La picadura de piojo deja pequeñas heridas que pueden llegar a infectarse, comprometiendo la eficacia del tratamiento. Los signos de infección suelen ser fiebre, malestar general y prurito (picor), que no da tregua durante todo el día.

¿Qué personas son más propensas a tener piojos?

La pediculosis puede afectar a todas las personas independientemente de su edad, aunque suele ser más habitual encontrarla en niños de entre tres y diez años. ****

A esta edad es cuando más juegan y más frenética es su actividad social, tanto en colegios como en espacios húmedos como piscinas o vestuarios, propiciando que los piojos se propaguen de una cabeza a otra a gran velocidad.

Los piojos no afectan solamente a las personas con falta de higiene: cualquiera es susceptible de sufrir pediculosis. Estos bichitos son habituales y los padres deben considerarlos como parte de su vida cotidiana. En caso de que lleguen a casa, el farmacéutico es la persona mejor preparada para recomendar un producto pediculicida eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =