Factores que afectan a la salud de tu cabello

Con el otoño a la vuelta de la esquina, muchas personas sufren una mayor caída de cabello durante el cambio de estación. Sin embargo, el entorno es solo uno de los factores que influye en la salud de nuestro cabello.

Conocerlos todos puede ser una buena medida de prevención para la caída de cabello

Factores mecánicos 

¿A qué nos referimos con ‘factores mecánicos’? A todos aquellos que se relacionan con los tratamientos que aplicamos sobre nuestro pelo

En este sentido, puede tratarse de factores relacionados con el peinado, con prácticas como el cardado o el uso de rizadores o con otras situaciones como el cepillado excesivo e incluso el uso diario de planchas o secadores de pelo. 

Básicamente, el problema con este tipo de prácticas es que el cabello, de no ser tratado adecuadamente, se vuelve seco y frágil y, por lo tanto, presenta tendencia a quebrarse y romperse, llegando incluso a provocar ‘alopecia de tracción’, una dolencia definida como la pérdida de cabello por la excesiva tensión de forma recurrente sobre el pelo y que, a pesar de ser en principio reversible, puede convertirse en un problema permanente de no ser atajado. 

Sin duda alguna, otro de los puntos más destacados en este sentido es el exceso de calor aplicado sobre el pelo, especialmente a través de planchas alisadoras, rizadores o secadores. 

Al parecer, el calor es responsable de romper los enlaces temporales que unen los polipéptidos del interior del pelo, lo que puede traducirse en un daño irreparable de la estructura capilar o el cuero cabelludo, llevando, de nuevo, a la pérdida de pelo. 

El cambio de estación y la salud de nuestro cabello

Según los expertos, otro de los factores responsables de la caída del pelo tiene que ver con el cambio de estación, algo que se produce especialmente durante la primavera y el otoño. 

¿El motivo? Durante estas épocas del año se producen ciertos cambios en las horas de luz, responsables de afectar a nuestro ritmo circadiano, una especie de reloj biológico que regula todas las funciones de nuestro organismo. Estos cambios de luz, a su vez, afectan a la renovación capilar, que se acentúa especialmente durante la primavera. 

Aunque esto suele cesar en unas semanas, es importante dar al cabello los cuidados que precisa, sobre todo durante estos momentos. 

Factores del entorno que afectan a la salud de nuestro cabello

Además de los cambios de estación, la luz, el agua clorada o el agua de mar pueden resultar decisivos para la salud de nuestro pelo. 

¿Has notado que tu pelo se quiebra y seca en exceso durante el verano? El agua del mar  o la alta exposición a los rayos del sol son las responsables de que esto ocurra. 

Por esta razón, un extra de hidratación a nuestro pelo durante esta época del año resulta especialmente recomendable. 

De la misma manera, un entorno especialmente húmedo también resulta decisivo en la salud del cabello, ya que afecta a nuestros poros y cutículas, dejándolas expuestas a todo tipo de influencias externas. 

Factores químicos 

Otro de los elementos a tener en cuenta a la hora de hablar de la salud del cabello tiene que ver con la exposición a ciertos factores químicos que pueden contribuir a degradar su calidad. 

Nos referimos a aquellos que tienen que ver con el color, la decoloración, los tintes, etc., ya que a pesar de que a día de hoy este tipo de productos han evolucionado enormemente, algunos continúan generando el problema de la rotura de las cadenas polipeptídicas y, en consecuencia, la rotura del cabello. 

Factores relacionados con la salud y la alimentación 

Además de los factores externos, existen otros relacionados con nuestro estado de salud general y nuestra alimentación, que se hacen visibles en la calidad de nuestro cabello. 

En este sentido, los expertos coinciden en que una alimentación equilibrada (con grasas, proteínas, fibras e hidratos de carbono) es clave para mantener un pelo fuerte, sano y brillante. Además, otros elementos como el zinc o el hierro también son relevantes en este sentido. 

¿Cómo introducirlos en nuestra dieta para mejorar la salud de nuestro pelo? Los huevos, los arándanos, el salmón o las nueces son especialmente recomendables para este objetivo, además de todas las verduras de hoja verde o los alimentos ricos en yodo como los pescados, los mariscos o los lácteos.  

¿Cómo cuidar la salud de nuestro cabello?

Aunque pronto veremos en detalle cómo podemos cuidar la salud de nuestro cabello, es importante tener en cuenta que una buena alimentación y el uso de productos de calidad sobre nuestro cabello son factores indispensables para garantizar su estado más óptimo. 

Si quieres descubrir todos nuestros productos para el cabello, consulta aquí tu farmacia más cercana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 18 =