Claves del picor de garganta

La garganta es una de las zonas más delicadas de nuestro cuerpo. Todos hemos experimentado picor de garganta. Sin embargo, no siempre lo percibimos de la misma manera. En ocasiones, consiste en una leve molestia al tragar, mientras otras veces sentimos un carraspeo cuando intentamos hablar.

El picor de garganta puede aparecer a cualquier edad y por múltiples razones. Lo más habitual es sentir una picazón justo por detrás de la lengua que puede ser de mayor o menor intensidad.

Las causas del picor de garganta

En la mayoría de los casos, el picor de garganta desaparece con la causa que lo provoca. En ocasiones la picazón puede requerir un tratamiento específico, pero depende mucho de cuál sea su origen.

Veamos a continuación las principales causas del picor de garganta.

Deshidratación

Nuestro cuerpo protesta cuando detecta que le faltan líquidos. La primera manifestación de la deshidratación es la sensación de tener la boca seca.

Si la deshidratación persiste, aparece la picazón en la garganta, se secan los ojos y la piel, se reduce la producción de orina e incluso la presión arterial podría verse comprometida.

Infecciones

Un simple resfriado puede causar esa sensación de ligero dolor al tragar, pero la comezón de garganta está muy estrechamente relacionada con enfermedades infecciosas, producidas tanto por bacterias como por virus.

Las infecciones que causan los picores de garganta más agudos son:

  • Amigdalitis. Es la inflamación de una o de las dos amígdalas palatinas, que se encuentran en las paredes laterales de la garganta. A esta enfermedad se la conoce comúnmente como “anginas”.
  • Faringitis. Consiste en la inflamación de la faringe. La faringitis aguda es la causa más frecuente de picor de garganta cuando se inflama.
  • Laringitis. Consiste en una inflamación de la laringe, habitualmente por un uso excesivo de las cuerdas vocales, una irritación o una infección.
  • Rinitis. Es la inflamación de la membrana mucosa de la nariz y aparece cuando nos resfriamos a raíz de una alergia estacional. Las rinitis son más habituales en primavera, cuando se producen más resfriados y alergias.

Alergias

Las alergias alimentarias pueden producir picor de garganta.

Nuestro cuerpo reacciona a algunos alimentos porque el organismo percibe como nociva una sustancia cuando en realidad no lo es. Ese elemento suele ser una proteína -a la que llamamos alergeno-, que desencadena una respuesta inmunitaria exagerada que se manifiesta en diferentes lugares de nuestro cuerpo como, por ejemplo, en la garganta.

Con una pequeña porción del alimento que causa la alergia es suficiente para desatar la reacción de nuestras defensas. Los principales síntomas de las alergias alimentarias son problemas digestivos, inflamación de las vías respiratorias (como faringitis y laringitis) y urticaria.

Prevenir el picor de garganta

Como hemos comentado al inicio de este artículo, esta dolencia se cura o desaparece de forma natural una vez se erradica su causa.

Sin embargo, si eres una persona propensa a la picazón de garganta te proponemos algunas medidas para mantenerla a raya:

  • Limita el consumo de alcohol y cafeína. Son irritantes naturales de nuestros tejidos y mucosas. No te los prohíbas si no quieres, pero prestar atención a su consumo puede ayudarte a evitar picores indeseados.
  • No fumes. Sabes que fumar mata. Sin embargo, no queremos dejar pasar la oportunidad de recordarte que el tabaco es un irritante natural que llena la garganta de tóxicos altamente nocivos para tu salud. Tu garganta te agradecerá que dejes de fumar quitándote ese picor desagradable.
  • Bebe agua. Una correcta hidratación cuidará tu cavidad bucal y tu garganta puede favorecer la desaparición en esa pequeña zona de pequeñas partículas o microorganismos que pudieran causarte molestias.
  • Lávate las manos con regularidad. Deberíamos lavarnos las manos por lo menos tres veces al día. Nos tocamos la cara, de media, 23 veces cada hora. Nuestro rostro, nuestra boca y por consiguiente, nuestra garganta, están más expuestos a bacterias y virus. Lavarnos las manos con regularidad nos ayudará a mantener los resfriados a raya.

¿Cuándo deberías prestar más atención al picor de garganta?

Existen manifestaciones que nos indican que el picor de garganta merece una atención especial:

  • Cuando es persistente y no hay causa evidente que lo provoque.
  • Cuando el picor se transforma en dolor.
  • Cuando la aparición del picor de garganta se asocia a otros síntomas como fiebre durante más de tres días.
  • Cuando aparece dificultad para respirar, tos o flemas.

El picor de garganta es una afectación común y no tiene por qué indicar una enfermedad grave. Sin embargo, conviene prestar atención cuando los síntomas se alargan en el tiempo.

Antes de someterte a cualquier tratamiento para el picor de garganta, recuerda que es conveniente consultar con tu médico de cabecera para saber cuál sería el tratamiento más adecuado. Recuerda, además, que el consejo farmacéutico puede ser de gran ayuda para que encuentres los mejores productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =