Los puntos negros en la nariz: el acné más leve

¿Sabías que el acné afecta a casi todos los adolescentes en algún momento, y también al 30% de las mujeres adultas y el 20% de los hombres adultos?

Los puntos negros son la primera manifestación clínica de una de las enfermedades inflamatorias de la piel más temida por los adolescentes: el acné.

Estos granos, también referidos por algunos dermatólogos como espinillas, suelen aparecer en la piel de la cara, generalmente en la nariz e incluso en la espalda, y aunque es cierto que son más frecuentes en la adolescencia, también podemos encontrarnos con un punto negro no deseado en cualquier momento de nuestra vida. 

Manifestaciones del acné

Si alguna vez has tenido un grano, has tenido acné. Los síntomas del acné varían dependiendo de su origen y el tipo de piel de la persona que lo padece, y van desde un grano ocasional a una presencia generalizada, llegando incluso a dejar cicatrices.

La aparición de esta enfermedad cutánea ocurre cuando se produce un aumento en la producción de aceite de las glándulas sebáceas y un crecimiento excesivo de las células de la epidermis, lo que provoca la obstrucción de un poro de la piel. 

Las lesiones por acné comienzan cuando un aumento en la producción de aceite de las glándulas sebáceas y un crecimiento excesivo de las células de la epidermis hacen que un poro de la piel se obstruya. 

Las lesiones producidas por acné se dividen en dos tipos: 

  • Acné no inflamatorio. Aquí encontraríamos las espinillas de la nariz y los puntos blancos o negros.
  • Acné inflamatorio.  A diferencia de los anteriores, suele presentarse con un color rojizo intenso y con dolor. 

¿Sabías que el acné afecta a casi todos los adolescentes en algún momento de esta etapa vital, y también al 30% de las mujeres adultas y el 20% de los hombres adultos?

Acné no inflamatorio

Los puntos negros en la nariz son una de las formas de acné más leve. La primera fase de un poro obstruido se llama microcomedón, que se caracteriza porque todavía no es visible por el ojo humano. 

Los microcomedones se forman a medida que se van multiplicando en la piel las células que sintetizan la queratina. Estas lesiones cutáneas aparecen debido a  que una sobreproducción de células de la piel estrecha la apertura del poro y provoca una obstrucción. 

El aceite de la piel que habitualmente drena a la superficie queda atrapado en el interior y las bacterias del acné, que proliferan en él , se reproducen con rapidez. Pasadas unas horas, estas se acumulan, siendo así visibles a simple vista, síntoma de que se sufre un comedón. 

Existen dos tipos de comedones:

  • Los puntos negros 
  • Los puntos blancos

Los puntos negros

Los puntos negros son lesiones que aparecen como manchas marrones o negras en la superficie de la piel. Se llaman “comedones abiertos” porque las células de la piel bloquean solo parcialmente la apertura del poro. Así, el exceso de oleosidad y las células muertas de la piel pueden filtrarse fuera del poro. 

Cuando estos contenidos llegan a la superficie, el oxígeno del aire circundante reacciona químicamente con el pigmento de la piel, llamado melanina, en las células muertas de la piel, y eso le da al punto negro o espinilla su característico color negro o marrón. 

Los puntos blancos

Los puntos blancos son lesiones de acné que aparecen como manchas blancas en la superficie de la piel. También se denominan “comedones cerrados” porque las células de la piel bloquean por completo la apertura de los poros. 

Algunas espinillas se presentan en forma de puntos blancos aislados en las mejillas y en la frente. 

Acné inflamatorio

Los puntos negros y los puntos blancos pueden seguir creciendo y convertirse en lesiones que se inflaman. 

El acné inflamatorio se desarrolla cuando se acumula tanta presión dentro de un poro obstruido que rompe su pared, permitiendo que el contenido del orificio se filtre a la piel circundante. 

Aunque en este artículo nos centramos específicamente en los puntos negros de la nariz, no queremos dejar escapar la oportunidad de mencionar, brevemente, los cuatro tipos de acné inflamatorio que existen, en orden de menor a mayor gravedad: 

  • Las pápulas: irregularidades sensibles rojas y relativamente pequeñas. 
  • Las pústulas: son pápulas con pus en la punta. 
  • Los nódulos: bultos grandes, sólidos y dolorosos que están debajo de la superficie de la piel. 
  • Las lesiones císticas: son bultos todavía más grandes y dolorosos y están llenos de pus debajo de la superficie de la piel. 

Causas de los puntos negros

Para evitar la aparición de granos en la cara conviene mantener la piel limpia, utilizando productos que retiran el exceso de aceite y las células muertas, además de tener una alimentación saludable, que favorezca la desinflamación de la piel. 

Las principales causas de las espinillas en la nariz son: 

  • No quitarse el maquillaje, que obstruye los poros y facilita la aparición de espinillas y otras lesiones de la piel. 
  • Utilizar productos muy grasosos, como cremas “hidratantes” o protectores solares que no son de muy buena calidad.  
  • El exceso de bacterias también provoca este tipo de lesiones, que se producen porque la piel no está lo suficientemente limpia
  • Consumir alimentos que inflaman la piel, como leches, dulces y frituras.  
  • Reacciones, que pueden ser alérgicas o no, a determinados medicamentos

¿Cómo elimino los puntos negros de mi nariz?

La respuesta correcta a esta pregunta es que no deberías tocarte la cara para eliminar tus espinillas de la piel. Lo ideal sería dejar pasar tres o cuatro días para ver si tu organismo es capaz de reabsorber por sí mismo estas impurezas. 

En el caso de que tu organismo no consiga eliminarlas, tu mayor aliado es el ácido salicílico, un activo limpiador, exfoliante y regulador de sebo.

La principal cualidad de este elemento químicoes que elimina la piel muerta que se acumula alrededor de los granos o puntos negros y tiene la capacidad de acabar conlas bacterias que allí encuentra. 

Aunque el ácido salicílico también ayuda a estimular la renovación de células sanas para evitar que aparezcan cicatrices, es importante no abusar de su uso y aplicarlo solamente en aquellas zonas que delimitan la lesión cutánea. 

Antes de someterte a cualquier tratamiento para eliminar las espinillas, recuerda que es conveniente consultar con tu dermatólogo o tu médico de cabecera para saber cuál sería el tratamiento más adecuado. Recuerda, además, que el consejo farmacéutico puede ser de gran ayuda para que encuentres los mejores productos.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 7 =