Rosa mosqueta: usos y propiedades

La fitocosmética o cosmética natural conquista cada vez a más personas. Ingredientes como el aloe vera, el aceite de almendras o la avena, entre muchos otros, se encuentran en la composición de cosméticos de todo tipo para el cuidado de la piel o del cabello. 

Entre estos ingredientes está la rosa mosqueta, que se ha confirmado como un activo de gran valor para la industria por sus múltiples propiedades y beneficios..

Origen de la rosa mosqueta

Conocida también como ‘Rosa eglanteria’ o ‘Rosa rubiginosa’, la rosa mosqueta es un arbusto de la familia de las rosáceas originaria de Europa del Este, que ahora se encuentra también en otras zonas del planeta como el norte de África, Asia o América.

Utilizada en medicina desde hace siglos, esta planta ha ganado fama en los últimos años por el aceite que se extrae de sus semillas que, prensadas en frío, producen un líquido rojizo lleno de nutrientes como el retinol, la vitamina C, flavonoides, taninos, betacarotenos o ácidos linolénicos, linoleicos y oleicos.

Beneficios de la rosa mosqueta

Gracias a todos sus componentes, la rosa mosqueta se ha convertido en un ingrediente muy utilizado en cosmética pero también en otros ámbitos. ¿El motivo? Su larga lista de beneficios.

  1. Es un potente reparador de la piel

Gracias a sus ácidos grasos esenciales, la rosa mosqueta se utiliza sobre todo en el tratamiento de cicatrices, ya que es capaz de hacer más flexible la dermis, creando permeabilidad sobre ella y facilitando su recuperación. Además,  la presencia de vitamina A cura rápidamente las cicatrices, igualando el tono y la textura de la zona afectada. 

  1. Promueve la formación de colágeno

A través de la producción de colágeno, nuestra piel no sufre pérdida de agua y, por lo tanto, aumenta su capacidad de hidratación natural, consiguiendo una piel sana, tersa y luminosa

  1. Es un antioxidante eficaz

Por su alto contenido en ácidos grasos esenciales como el ácido linolénico, la rosa mosqueta actúa contra los radicales libres responsables del envejecimiento cutáneo. Gracias a esta propiedad, se utiliza como ingrediente en productos antienvejecimiento, ya que es capaz de combatir la aparición de arrugas o de reducir las manchas de edad producidas por la exposición al sol. 

  1. Presenta grandes capacidades de hidratación

La rosa mosqueta crea una barrera en la piel por su contenido en vitamina A, la cual evita que ésta pierda agua y que facilita su hidratación natural de la piel. Especialmente en personas mayores de 40 años, con tendencia a tener la piel más reseca, su uso se recomienda para continuar produciendo colágeno y mantener los niveles de hidratación adecuados. 

  1. Es un activo calmante de la piel

Gracias a sus propiedades es capaz de producir una agradable sensación en la piel tras el afeitado o la depilación, es decir, cuando está más irritada o más sensible. Todo ello, además, aportando un extra de hidratación. 

  1. Es un activo interesante también para nuestro cuero cabelludo

Otro de los usos más comunes de la rosa mosqueta tiene que ver con el cuidado del cabello en personas con problemas de eczemas, psoriasis, dermatitis o caspa. Gracias a sus propiedades regenerativas, masajear el cuero cabelludo con rosa mosqueta puede estimular la hidratación de la zona evitando que surjan este tipo de problemas y asegurando una cabellera más fuerte y brillante. 

  1. Es un potente anti estrías

Tal y como ocurre en el tratamiento de cicatrices, las estrías o las manchas del sol son otro de los casos en los que el tratamiento con aceite de rosa mosqueta puede resultar más efectivo. De nuevo gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales y vitaminas es capaz de producir más colágeno e igualar zonas en las que existen diferencias de textura o color. 

Lecturas recomendadas

Productos e ingredientes de cosmética natural

¿Sabías que a lo largo del día usamos una media de 10 productos cosméticos? No es de extrañar que, especialmente co…

Fitocosmética, mucho más que una tendencia

Cada vez son más las personas que, preocupadas por el uso de ciertos ingredientes o por cuestiones medioambientales, bu…

Aloe vera: qué es, propiedades y usos prácticos

Conocida como ‘la planta de los mil usos’ y no es para menos. El aloe vera o ‘sábila’ es una de las 250 especie…

Utilizada en medicina desde hace siglos, la rosa mosqueta es una planta que ha ganado fama en los últimos años por el aceite que se extrae de sus semillas.

¿Cómo usar rosa mosqueta en el pelo?

El cuidado del cabello es sin duda uno de los usos menos conocidos del aceite de rosa mosqueta. 

Para aplicarlo, simplemente hay que añadir una pequeña cantidad a nuestras manos y masajear tanto las puntas del pelo como en el cuero cabelludo, dejándolo actuar un mínimo de una hora para, después, aclararlo como lo haríamos de forma habitual. 

Este remedio natural puede interesar a todas aquellas personas con problemas de sequedad en el cuero cabelludo pero también a quienes necesitan una ayuda en términos de hidratación tras una larga exposición al sol, el uso de tintes u otros factores que hayan dado como resultado un pelo seco, quebradizo y deshidratado. 

¿Cómo usar rosa mosqueta en la piel?

En cambio, si lo que te interesa usar la rosa mosqueta en la piel, debes saber que aplicarla es igual de sencillo.

Para el rostro, limpia bien la piel por la mañana y deposita unas gotas de aceite puro en tus dedos, aplicándolo con un masaje circular y evitando las zonas más grasas de la cara. 

En el caso del tratamiento de estrías o manchas por el cuerpo, aplícalo de la misma forma, con masajes circulares y sobre la piel limpia y seca. 

Tanto en el cabello como en el rostro o el cuerpo, el aceite de rosa mosqueta puede ser utilizado a diario sin problemas. Un ingrediente lleno de beneficios que puedes encontrar en su estado puro o bien como ingrediente en múltiples cosméticos. Consulta a tu farmacéutico de confianza para más información.

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =