Soluciones a las estrías en el embarazo

Las temidas estrías, la aparición de celulitis y las manchas en el rostro son sólo algunos de los problemas más comunes que puede sufrir la piel de una embarazada. Hoy en día, sin embargo, existen muchos recursos que puedes utilizar para evitar las consecuencias a largo plazo en este ámbito. 

En este post te contamos qué ocurre en tu piel durante la etapa de gestación y, sobre todo, cómo debes cuidar de ella en estos momentos. ¡Toma nota!

¿Qué cambios sufre tu piel durante el embarazo?

Aunque la mayoría de problemas relacionados con la piel en el embarazo son puntuales, algunos de ellos pueden resultar definitivos si no se les presta la atención adecuada. 

Las responsables de estos cambios son hormonas como la progesterona, que se ocupa de estimular la cantidad de melanocitos y glucocorticoides, o los estrógenos. Gracias a ellos, la piel comienza a oscurecerse a partir del primer trimestre, haciéndose especialmente notable en las cicatrices, en los lunares o en zonas como alrededor del ombligo, las axilas o las areolas del pecho.

Recuerda utilizar siempre productos de calidad farmacéutica que te garantizarán que estás dando a tu piel el cuidado que merece, especialmente durante esta bonita etapa de tu vida.

Alrededor del tercer mes de gestación, muchas embarazadas padecen el ‘cloasma gestacional’, o lo que es lo mismo, la aparición de manchas difusas en el rostro, especialmente notables en la frente, los labios o las mejillas, que desaparecen tras dar a luz en la mayoría de los casos.

Además de estos problemas, el acné, las estrías o las celulitis son los problemas más comunes. Veamos cómo luchar contra ellos. 

¿Cómo evitar las estrías durante el embarazo?

Causadas por la expansión de la piel durante el embarazo, las estrías son sin duda uno de los problemas que más preocupan durante el embarazo y pueden aparecer en cualquier momento durante la gestación. 

Para evitarlas, es indispensable prevenirlas desde el principio, utilizando un producto emoliente como el aceite de almendras o el aceite de rosa mosqueta, que aporta elasticidad a la piel y previene su aparición. En este sentido, es primordial escoger aceites puros y de calidad farmacéutica para garantizar que estamos dando los cuidados necesarios a nuestra piel. 

Deberás aplicarlos mediante movimientos circulares por toda la piel en las zonas del abdomen y el pecho, las más conflictivas en lo que a embarazo y estrías se refiere. 

Además, existen otros trucos que puedes poner en práctica para evitar su aparición: 

  1. Prestar especial atención a nuestra hidratación, asegurándote de estar bebiendo un mínimo de dos litros de agua al día.
  2. Cuidar nuestra alimentación, haciendo que sea variada y equilibrada y rica en alimentos de temporada, proteína y fibra.
  3. Realizar ejercicio físico moderado, lo que te ayudará a favorecer la circulación y estimular la producción de colágeno. En este sentido, el yoga o el pilates adaptados al embarazo son buenísimas opciones.
  4. Asegurarte de tener un descanso de calidad, con un mínimo de 7 horas de sueño diarias, será también clave para luchar contra la aparición de estrías durante el embarazo. 

El cuidado del rostro durante el embarazo

Tal y como veíamos al principio, el rostro es otra de las zonas más problemáticas durante el embarazo, ya que suelen aparecer manchas y acné por culpa de los cambios hormonales sufridos. 

Para evitarlos, es indispensable realizar sin falta la limpieza facial tanto por la mañana como por la noche, utilizando un gel limpiador de rostro de calidad. Además, no debemos olvidar la hidratación con una buena hidratante de rostro.

Además, un aspecto es importante durante esta etapa es sin duda la protección solar, que debe ser alta para evitar la aparición de las manchas en la piel. Una crema facial SPF50+ con calidad farmacéutica debe ser aplicada sin falta todos los días y varias veces para garantizar la total protección de la zona, especialmente en el exterior. Asimismo, debes evitar exponerte al sol en exceso durante todo el embarazo, utilizando también gorros o gorras para proteger tu rostro. 

¿Cómo evitar la celulitis durante el embarazo?

También provocada por los cambios hormonales, la celulitis es otro de los problemas que más preocupación causan en las embarazadas, pues además de la influencia de los estrógenos, factores como la mala circulación o la retención de agua también pueden contribuir a agravar este problema.  

Para evitar su aparición, debes realizar masajes circulares en la piel, especialmente en la zona de los muslos, utilizando un gel anticelulítico reafirmante. Empezando por la zona de los pies y subiendo hacia arriba, la parte externa de este músculo y la parte interna de la rodilla son las más problemáticas, por lo que debes prestarles la máxima atención. 

Además, es importante tener en cuenta que otros factores como la alimentación puede influir enormemente en la aparición de celulitis durante el embarazo. Por ello, es importante priorizar la ingesta las frutas y verduras o evitar los alimentos procesados o la carne roja.  

Por último, recuerda favorecer la buena circulación en la zona con duchas de agua fría y no olvides mover con frecuencia las piernas cuando estés sentada. 

Si sigues estos consejos serás capaz de mantener a raya las estrías, la aparición de manchas o la celulitis durante el embarazo. Además, recuerda utilizar siempre productos con calidad farmacéutica, pues garantizan que estás dando a tu piel el cuidado que merece, especialmente durante esta bonita etapa de tu vida. Encuentra aquí tu farmacia más cercana

Cerrar
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =