Propiedades y beneficios del té verde

El té verde es una bebida tradicional en Asia con más de cinco milenios de historia. Los chinos descubrieron esta infusión y enseguida fue considerada una bebida medicinal gracias a sus virtudes curativas, tanto para el cuerpo como para la mente. 

En Japón, el Kissa Yojoki, o Libro del Té, fue escrito en 1191 por el prior Myōan Eisai, quien fue el primero en poner por escrito los beneficios medicinales del té verde. Desde entonces, son centenares las investigaciones y observaciones que han estudiado y analizado los beneficios de esta famosa planta. 

No en vano un antiguo proverbio chino asegura que “es mejor pasar tres días sin comida que uno sin té”.

Hoy queremos acercarte a las propiedades y los beneficios de una de las bebidas naturales más sanas del planeta.

Propiedades del té verde

El té verde es conocido como la bebida de la eterna juventud porque ayuda a prevenir el envejecimiento y la aparición de arrugas gracias a sus tres grandes propiedades:

  • Es un potente antioxidante
  • Es un increíble antiinflamatorio
  • Es un excelente diurético.

Un potente antioxidante


Nuestro cuerpo produce antioxidantes de forma natural para prevenir o retrasar algunos tipos de daño celular. Además de en el té verde, estos elementos también se encuentran en una gran variedad de alimentos, como las frutas y las verduras. 

El té verde es rico en polifenoles, un grupo de sustancias químicas que se encuentran habitualmente en las plantas. Gracias a diferentes estudios, hoy sabemos que en el cuerpo humano los polifenoles fermentan activados por las bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo, lo que desata su propiedad antioxidante. 

El principal antioxidante del té verde es la epigalocatequina-3-galato (EGCG), que también ayuda a reducir inflamaciones e incluso facilita la pérdida de grasa corporal. 

Un increíble antiinflamatorio

¿Sabías que debido a sus propiedades antiinflamatorias los médicos recomiendan beber té verde a los pacientes diagnosticados con enfermedades del sistema digestivo como el mal de Crohn o el síndrome del colon irritable?

El té verde también se sirve de su capacidad antiinflamatoria

para retrasar la aparición de las arrugas y reducir el daño de los rayos solares sobre la piel. 

Un excelente diurético 

Seguro que también te ha pasado: tomas unos pocos sorbos de una taza de té verde y a los pocos minutos debes ir corriendo al baño. Esto nos ocurre porque este tipo de té es muy rico en cafeína, un alcaloide considerado un potente diurético natural. 

Está científicamente demostrado que tomar entre dos y tres tazas de café al día aumenta la función renal de producción de orina y, por lo tanto, ayuda a eliminar el exceso de líquidos que de forma natural se acumulan en nuestro organismo.

Beneficios del té verde

Ahora que ya sabemos cuáles son las principales propiedades de este té, vamos a repasar los beneficios que nos ofrece.

Combate el envejecimiento

Al ser un antioxidante tan potente, el té verde es un increíble aliado a la hora de combatir el envejecimiento. Lo hace de diferentes formas, aunque las más conocidas y que mejor se perciben son: 

Lecturas recomendadas

Nutrirse en primavera: así debes alimentarte

Somos lo que comemos. Por ello, prestar atención a nuestra nutrición debería ser una prioridad en nuestro día a día…

Así funciona la nutrición funcional

Los expertos en nutrición están de acuerdo: seguir una dieta sana, variada y equilibrada es la mejor manera de preserv…

Cómo reforzar el sistema inmunitario de forma natural

El estrés de la vida diaria suele tener un efecto negativo sobre el sistema inmunitario, reduciendo las defensas y haci…

  • El retraso de la aparición de arrugas.
  • Reducción del daño causado por el sol, cuando se aplica directamente sobre la piel. 

Ayuda a adelgazar

El té verde estimula tu metabolismo gracias a su alto contenido en catequina, un antioxidante que favorece la absorción natural de la grasa corporal. 

Sabemos también que esta infusión tiene una gran capacidad termogénica. Esto quiere decir que tomando té adelgazamos de forma mucho más rápida porque aumentamos nuestra temperatura corporal, eliminando así una mayor cantidad de grasas. 

Esta doble acción convierte a esta bebida milenaria en una herramienta excelente para perder peso, aunque expertos en salud de todo el mundo coinciden en que, antes de hacerlo, conviene consultar con tu médico de cabecera o nutricionista. 

Reduce diferentes tipos de inflamaciones

Esta es una de las mayores utilidades que tiene el té verde en el conjunto de la población. 

Hoy sabemos que el té verde es beneficioso para evitar la inflamación de la vesícula biliar e incide directa y positivamente en el aparato digestivo. Tanto es así, que muchos gastroenterólogos recomiendan a sus pacientes con enfermedad de Crohn o síndrome del colon irritable que tomen una taza de té al día. 

La cultura del té en Asia está tan arraigada que un antiguo proverbio chino asegura que “es mejor pasar tres días sin comida que uno sin té.

¿Recuerdas que al principio te hablábamos de las propiedades antiinflamatorias de la epigalocatequina-3-galato? Pues, diferentes estudios apuntan a que también podría ser eficaz a la hora de mitigar el dolor en las articulaciones inflamadas.

Cuida tu memoria

El té verde mejora las funciones que desempeña nuestro cerebro y también lo protege a medida que envejecemos. Según afirman diferentes expertos, los polifenoles del té actúan como células productoras de dopamina, convirtiéndose así en un excelente aliado para prevenir la enfermedad de Parkinson.  

Con respecto al Alzheimer, algunas investigaciones insinúan que el té verde podría reducir el riesgo de padecer esta enfermedad, aunque faltaría realizar más estudios en humanos. 

Estos son los principales beneficios que aporta el té verde a nuestro organismo, aunque es necesario tener en cuenta que ofrece otros beneficios, menos conocidos: 

  • Estimula el sistema inmunitario, ayudando a prevenir infecciones y resfriados.
  • Relaja el sistema nervioso gracias a que es rico en el aminoácido L-teanina. 
  • Fortalece los huesos al proteger la densidad mineral. 
  • Evita la aparición de caries, pues, la catequina del té verde protege nuestra boca de bacterias y otros microorganismos.

Aunque los beneficios del té verde están científicamente demostrados, cada persona tiene su propio ritmo metabólico y necesidades nutritivas específicas. 

Es importante recordar que esta bebida tradicional puede no estar aconsejada en determinados momentos de nuestras vidas, como podría ser en personas con trastornos ansiedad e insomnio o durante el embarazo y la lactancia. 

En todo caso, es conveniente consultar con tu nutricionista o tu dietista antes de ingerir té verde en abundancia. Recuerda, además, que el consejo farmacéutico puede ser de gran ayuda para que encuentres los mejores productos.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =