Ventajas de las ampollas flash para el cuidado facial

El estrés y cansancio del día a día dejan huella en la piel. A ello se suman la edad y el no descansar o no dormir las horas que el organismo necesita.

Ese estilo de vida acaba pasando factura en el cuerpo y, de forma muy visible, en la piel. La consecuencia es una piel más apagada, con menos expresión y más arrugas.

Para evitarlo, la piel necesita un tratamiento reparador de choque que aporte energía y devuelva su luminosidad.

Las ampollas flash, el lifting instantáneo

Las ampollas flash son un vitalizador de los tejidos de gran eficacia que, gracias a su formato monodosis de cristal, ayudan a preservar sus cualidades biológicas, por lo que son un aliado perfecto para mejorar el aspecto facial y revitalizar la piel, con un efecto lifting instantáneo que dura horas.

Las ampollas flash son un aliado perfecto para mejorar el aspecto facial y revitalizar la piel, con un efecto lifting instantáneo que dura horas.

Pueden aplicarse de forma diaria tanto en cara como en cuello, consiguiendo un efecto casi mágico en tan solo 1 segundo. El resultado es una piel radiante y perfecta, firme y tersa, sin signos de cansancio.

El resultado es una piel radiante y perfecta, firme y tersa.

Principales beneficios

Las ampollas flash son ideales para fiestas, bodas, eventos u ocasiones especiales, por sus importantes resultados:

  • Tienen efectos inmediatos.
  • Borran las huellas de la fatiga y del estrés del rostro.
  • Reducen las arrugas.
  • Permiten una piel más flexible y suave.
  • Aportan mayor luminosidad y firmeza.
  • Están indicadas para cualquier tipo de piel.

Hay que recordar, de todos modos, que la aplicación de las ampollas flash complementan el tratamiento habitual.

¿Cómo aplicar las ampollas flash?

Paso 1: limpiar

Lo primero que hay que hacer es limpiar la piel con suavidad, por lo que se recomienda utilizar agua micelar, y luego secarla completamente con toques.

Paso 2: agitar y abrir

Posteriormente se debe agitar un poco la ampolla y colocar el dispositivo que viene en la caja para romper la parte superior de la ampolla con seguridad.

Paso 3: vaciar y aplicar

Acto seguido, se vacía el contenido de la ampolla en la mano, y se aplica cuidadosamente con las yemas de los dedos sobre cuello, mentón, pómulos y frente. Será más fácil utilizando el dedo corazón y anular, realizando un masaje ligero con golpes suaves. Se puede empezar en la barbilla y realizar círculos hacia el lateral de la cara. Luego se seguirá con el mentón y, con movimientos descendentes, deberá bajarse hacia el cuello y terminar en el escote.

Paso 4: absorción

Es necesario esperar unos minutos para que la piel absorba el producto, antes de aplicar el maquillaje. De esta forma, se asegurarán unos efectos óptimos.

Consejos en función de la piel

En caso de piel seca:

Tras aplicar la ampolla flash, se recomienda aplicar una crema o sérum hidratante. Y repetir la operación tras el maquillaje, hidratando de nuevo la piel.

Lecturas recomendadas

Tu rutina facial en 5 pasos

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, y el que está más expuesto continuamente a todo tipo de agresiones exte…

¡Cuídate por dentro y por fuera! Vuelve a la rutina y luce tu mejor cara

Ya lo decía el político, filósofo, escritor y orador romano Cicerón: «la cara es el espejo del alma». Y es que, en…

En caso de piel mixta:

Es más sencillo, puesto que antes de realizar el maquillaje, es suficiente con utilizar la ampolla como único producto.

¿Cuándo se deben utilizar las ampollas flash?

Hasta hace poco tiempo, las ampollas flash se utilizaban en las ocasiones especiales, como reuniones con amigos, familiares o en las fiestas de Navidad, cuando se necesitaba una piel perfecta con un maquillaje cuidado y duradero.

Pero esto ha cambiado, y gracias al conocimiento que hay sobre los efectos y beneficios de las ampollas, hoy muchas mujeres las usan casi cada mañana. De este modo se logra, en tan solo unos segundos, una piel suave, firme y flexible, rejuvenecida, con ese efecto de “buena cara” que tanto embellece.

¿Cómo se produce el efecto lifting?

Parece magia pero es ciencia. Aunque las ampollas flash no tienen siempre idéntica formulación, suelen contener altas concentraciones de activos con bajo peso molecular. Ello permite lograr una acción más profunda.

De todos modos, se pueden mencionar dos ingredientes básicos que ayudan a producir el efecto lifting: proteínas vegetales y los polisacáridos.

Gracias a las proteínas vegetales, como las del hibisco, se crea una estructura reticular que ayuda a sujetar el tejido de la piel y la de la soja, que estimula la renovación celular.

A estas proteínas se acostumbran a sumar, como otro ingrediente, los polisacáridos, que hidratan de forma inmediata, amortiguando las arrugas de la piel y atenuando las líneas de expresión. Así se ayuda a recuperar la vitalidad de la piel, reparando y protegiendo de los agentes externos.

Con la ampolla flash, se forma una capa que produce un efecto tensor con resultados inmediatos, protector y lubricador, que evita la pérdida de agua transepidérmica. Y que logra ese efecto ‘flash’ en la piel.

El formato en ampolla suma ventajas añadidas, al permitir que los principios activos no se degraden y conserven su alta eficacia y concentración, desde el envasado hasta la aplicación sobre la piel.

Es un formato que no requiere el uso de ningún tipo de conservante, permitiendo que la puedan tolerar sin problemas incluso en caso de pieles reactivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 16 =