Vitamina C: qué es, funciones y beneficios

¿Qué es la vitamina C?

Presentes en los alimentos y en todo tipo de ingredientes naturales, las vitaminas son sustancias necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Gracias a ellas se producen las distintas reacciones químicas de nuestro cuerpo, por lo que es importante conocer sus funciones y realizar análisis de sangre con regularidad para asegurar que contamos con los niveles correctos.

Una de ellas es la vitamina C, un potente antioxidante que se obtiene especialmente de las frutas y las verduras y que nuestro cuerpo no es capaz de producir de forma natural.

Funciones de la vitamina C

La vitamina C cumple con funciones muy importantes para nuestra salud. Sin embargo, debemos buscarla en la alimentación o, en algunos casos, en la suplementación, por lo que es clave que tengas en cuenta la vitamina C en tu día a día.Por ejemplo, nuestro cuerpo la necesita para formar los vasos sanguíneos o los músculos de nuestro cuerpo. También se ocupa de proteger a nuestras células del efecto de los radicales libres o de ayudar a nuestro organismo a absorber y almacenar el hierro. 

Beneficios para nuestra salud

Más allá de las funciones vitales que la vitamina C cumple en nuestro organismo, existen muchísimos beneficios derivados de mantener unos buenos niveles en sangre. Te dejamos con algunos de ellos que merece la pena tener en cuenta.

Para empezar, la investigación en este campo concluye que se trata de un nutriente muy importante a la hora de prevenir las enfermedades cardiovasculares. Asegurándonos de contar con las cantidades recomendadas de vitamina C en nuestra dieta nos cuidamos y evitamos ciertos problemas de salud en el futuro. 

Nuestro cuerpo no es capaz de generar vitamina C de forma natural, por lo que es importante prestar atención a nuestra alimentación para asegurarnos de mantener unos niveles adecuados.

Además de este beneficio y de todas las funciones que hemos visto que esta vitamina cumple en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, también ha quedado demostrada su eficacia para reducir la duración de un constipado, por lo que su consumo se recomienda durante el resfriado . 

Alimentación alta en vitamina C

Es importante tener en cuenta que la vitamina C no puede ser generada por nuestro cuerpo de forma natural. Por ello, es importante cubrir siempre nuestras necesidades con la alimentación. En algunos casos, además, el médico podría pautar la toma de suplementación cuando la dieta no sea suficiente para alcanzar los niveles deseados. 

Sin duda alguna, introducir en nuestra dieta alimentos ricos en esta vitamina es el paso imprescindible para asegurarnos de que mantenemos unos buenos niveles en sangre. 

Esta tabla de alimentos ricos en vitamina C incluye el contenido de por cada 100 gramos y puede ayudarte a incorporarlos a tu lista de la compra. 

Cómo tomar vitamina C en suplementos

A pesar de que las necesidades de vitamina C son prácticamente iguales para todo el mundo, existen determinados casos en los que es necesario tomar suplementos de esta vitamina para asegurarnos unos niveles adecuados. 

Hoy en día se trata de una práctica muy extendida, pero es importante saber que debe ser tu médico el encargado de pautarte no solo la suplementación sino la cantidad, ya que un exceso tener efectos secundarios no deseados.

A grandes rasgos, el consumo diario de vitamina C debe ser el siguiente: 

· En niños de 1 a 3 años, 15 mg al día (equivalente aproximado a una taza de arándanos).

· En niños de 4 a 8 años, 25 mg al día (equivalente a un boniato pequeño).

· De los 9 a los 13 años, 45 mg (equivalente a una taza de coliflor).

· De los 14 a los 18, 75 mg (equivalente aproximado a una naranja y media). 

· A partir de los 19 años, la cantidad recomendada es de 90 mg al día en los hombres y de 75 mg en el caso de las mujeres. Sin embargo, estas deberán aumentar su consumo durante el embarazo (85 mg) y durante la lactancia materna (120 mg). Además, algunos estudios sugieren que las personas fumadoras deberían aumentar su dosis en 35 mg más al día aproximadamente. 

Vitamina C

Al ser efervescente es muy cómodo de ingerir tanto para adultos como para niños mayores de 12 años. Disuelve un comprimido en un vaso de agua y dale a tu organismo ese complemento que le falta para rendir al 100%.

¿Qué ocurre si me falta vitamina C?

A raíz de la escasez de esta vitamina, existen varios síntomas relacionados que pueden provocarnos malestar, tales como sensación de cansancio y fatiga constante, dolor o inflamación de las articulaciones, problemas de encías como la gingivitis o la pérdida de apetito. 

Y, de nuevo, es importante acudir al médico. Un simple análisis de sangre puede descartar un problema en lo que a los niveles de vitaminas se refiere.

¿Es perjudicial el exceso de vitamina C?

Sí, puesto que puede acarrear problemas para lasalud, aunque al tratarse de una vitamina hidrosoluble podemos eliminar su exceso por medio de nuestra orina

En cualquier caso, la suplementación de grandes cantidades puede llevarnos a sufrir problemas renales e incluso pequeñas intoxicaciones que se traducen en acidez estomacal, dolor abdominal, diarrea o náuseas. 

Como siempre, será imprescindible consultar con nuestro médico o farmacéutico ante cualquier tipo de sospecha en este sentido. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =