Cuidado de la piel

Mima las pieles más sensibles con polvos de talco y crema de calamina. Mantén rozaduras e irritaciones a raya.