REF: 1939227 Product Brand:

Suero Fisiológico Estéril

  • 50 unidades
Limpia las heridas con seguridad, y lava ojos, nariz y oido con la solución isotónica estéril que no puede faltar en tu botiquín.
  • Estéril

  • Formato viaje

  • Alivio ocular

  • Alivio respiratorio

  • Lavado heridas

Puedes comprar Suero Fisiológico Estéril en nuestra red de farmacias.

Contacta con un comercial

Composición

Cloruro de sodio (NaCl) 0,9 g. Agua purificada c.s.p. 100 ml. Sin conservantes

Modo de empleo

Acofar suero fisiológico está indicado para lactantes, niños y adultos: • Para la higiene nasal: por instilación o lavado de la nariz seca u obstruida. Para la higiene ocular: por instilación, lavado o baño. Para la higiene auricular. Para el lavado de heridas. Para inhalación en aerosolterapia.

Precauciones de uso

Uso único e individual. Tras apertura: utilizar inmediatamente y desechar el recipiente monodosis tras su uso. No utilizar la misma monodosis para usos diferentes. No inyectar. No utilizar después de la fecha de caducidad. No utilizar una monodosis estropeada. No poner el recipiente de la monodosis en contacto con la superficie del ojo o la herida. Mantener fuera del alcance de los niños. No reutilizar una monodosis empezada anteriormente: al no contener conservantes, la reutilización de este dispositivo médico podría provocar riesgos por administración de una solución contaminada.

Sobre el producto

En tu botiquín nunca puede faltar el suero fisiológico. En casa, en el trabajo o de viaje, se trata del recurso básico para la higiene de ojos, nariz y oídos en caso de entrar algún cuerpo extraño. Y, además, es perfecto para el lavado de heridas por sus características.

 

El Suero Fisiológico Acofar:

 

  • Es una solución isotónica estéril de cloruro de sodio al 0,9%.
  • Cada caja contiene 50 unidades monodosis.
  • Indicado tanto para lactantes como para niños y adultos.

 

¿Por qué es tan bueno para la limpieza de heridas? Porque, además de la esterilidad del envase monodosis, al ser isotónico no altera la proporción de fluidos en la herida.

 

Como tampoco produce alergias, y favorece la fluidificación de las  mucosidades, resulta idóneo para el lavado de ojos cuando están irritados por polvo o alguna partícula, o para despejar la nariz tapada o reseca. Puede incluso tomarse en aerosol mediante un nebulizador.

 

El suero fisiológico es, sin duda, un básico imprescindible en cualquier botiquín.