REF: 1512895 Product Brand:

Termómetro de Galinstan

  • 1 unidad
La precisión del termómetro de vidrio de toda la vida, pero sin el riesgo del mercurio.
  • Práctico

  • Autocontrol

  • Uso familiar

  • Alta precisión

  • Hipoalergénico

Puedes comprar Termómetro de Galinstan Acofar en nuestra red de farmacias.

Composición

Termómetro de vidrio con líquido galio (el sustituto del mercurio en la ciencia médica), sin mercurio.

Caracterísitcas

100% higiénico.
100% antialérgico – sin PVC, níquel, etc.
100% preciso – garantizado de por vida.
100% económico – sin gastos adicionales para pilas, uso ilimitado.
100% ecológico – sin pilas, plásticos, ni tóxicos.

Modo de empleo

Agítelo sosteniéndolo por la parte superior hasta que galio baje a su mínimo de temperatura, luego proceda a colocar en la boca o en la axila si así lo prefiere.

Precauciones de uso

En caso de rotura, el líquido puede retirarse con cualquier paño empapado en agua y jabón. Es necesario que el líquido Galinstan no entre en contacto con metales nobles, ya que puede disolverlos. Si decide emplear su uso bajo la axila no prolongue su tiempo por más de 4 minutos.

Sobre el producto

¿Recuerdas el clásico termómetro de vidrio que no faltaba en ninguna casa? Era perfecto en su simplicidad, muy preciso, aunque por desgracia el mercurio de su interior era tóxico, y representaba un riesgo en caso de rotura. Por eso se retiraron del mercado hace años.

 

Para todos aquellos que siguen echando en falta ese tipo de termómetros hemos creado el Termómetro de Galinstan Acofar:

 

  • El cuerpo es de vidrio, lo que significa que es totalmente higiénico e hipoalergénico.
  • En vez de mercurio, en su interior lleva galinstan, una combinación de galio, indio y estaño líquidos. Se trata de un compuesto completamente seguro: en caso de romperse, basta con limpiar el líquido con agua y jabón.
  • Su precisión es absoluta ya que se basa en principios físico-químicos inalterables.
  • Fácil lectura de los números en el cristal transparente sobre el fondo blanco.
  • Su rango de medición, entre los 32º y los 45ºC lo hace perfecto para el control de fiebre alta.

 

La forma de utilizarlo es, también, la de toda la vida: agítalo repetidas veces sujetándolo por la parte superior hasta que el galinstan baje a la temperatura mínima, y luego colócalo en la boca, o en la axila durante no más de 4 minutos.

 

Se trata de una opción tan económica como ecológica, ya que no contiene plásticos ni contaminantes de ningún tipo, no requiere pilas, ni se estropea con el uso. Mientras no se rompa por accidente, es el termómetro que te durará toda la vida.